Investigadores de la Universidad de Maryland han ideado un sistema que convierte un tablon de madera de tilo que deja pasar al luz hasta el punto de que parece invisible o trasparente. El material mantiene todas las propiedades de resistencia, aislamiento y biodegradable de la madera, pero permite ver a través como si fuera un cristal, lo que abre nuevas posibilidades en el mundo de la construcción y la arquitectura.

El equipo del doctor Liangbing Hu del Departamento de Ciencia de los Materiales ha sido responsable del hallazgo y para lograrlo sumergieron una placa rectangular de madera en agua con diferentes químicos, como soda cáustica y sulfito de sodio. A las 12 horas se desprendió una molécula llamada lignina, un polímero incrustado en la pared celular que es el responsable del color de la madera. Y la decoloración definitiva se logra sumergiendo el material en peróxido de hidrógeno.

Los científicos luego, para fortalecer la composición del tablón y mantener las nanofibras de celulosa, inyectaron después en los conductos, resina epoxi. Y el resultado final es un material casi invisible. Al mismo tiempo otro equipo de investigación en la Royal Institute of Technology (KTH) de Estocolmo, Suecia, ha desarrollado un método para extraer un polímero en la madera y volverla transparente a gran escala. Se fantasea con que esto permitiría hacer por ejemplo ventanas de madera más aislantes o incluso paneles solares.