Un informe de la inmobiliaria Engel & Völkers destaca que el mercado de viviendas de alta gama en la capital española se empezó a recuperar en 2014 y prevén que el repunte se consolide en este año hasta convertir a Madrid una de las plazas clave a nivel europeo.

Aunque el mercado de casas de lujo ha sido el que mejor ha llevado la crisis, ha registrado, en la capital española, caídas de precio entre el 30 y el 40%. Sin embargo según el informe Madrid 2015 de la firma de intermediación inmobiliaria alemana Engel & Völkers, en 2014 se inició un cambio de tendencia y una recuperación de los precios. Y prevé que está situación se consolide en los próximos dos años hasta convertir a Madrid en una ciudad protagonista en el sector de alta gama en Europa.

Augura una subida progresiva de los precios de la vivienda usada a lo largo de todo 2015. Y añade que la mejora experimentada en el segmento de oficinas y locales comerciales se extenderá al sector residencial en el corto plazo, presionando al alza el precio de las viviendas de calidad. De hecho apunta que actualmente, debido al parón de obra nueva, la demanda en zonas de lujo es superior a la oferta.

El informe de Engel & Völkers repasa cuatro distritos de la capital donde las viviendas han sufrido descensos de precios superiores al 30% desde los máximos de los años 2007 y 2008. El Barrio de Salamanca, donde en 2008 el precio medio superaba los 7.000 euros el metro cuadrado, y que pese a todo sigue siendo el más caro; Chamartín y Chamberí, donde el precio ha pasado de 5.300 euros/m2 a poco más de 3.500 euros/m2, y Centro, donde de media el precio está en torno a los 3.285 euros, pero en barrios como el de Universidad, ha caído hasta los 3.000 euros/m2.

Además se señala un  incremento de la inversión extranjera en viviendas proviente de China, que ya supone el 18% del total. En este sentido resaltan que las operaciones en España del Grupo Wanda, del multimillonaria Wang Jianlin, adquiriendo el Edificio España entre otros, han generado un “efecto llamada” sobre sus compatriotas.