Para Martin Dahms, corresponsal del Frankfurter Rundschau y Vicepresidente del Circulo de Corresponsales Extranjeros, “España es un país corrupto a nivel municipal. Todos admiten que hay un nivel de corrupción altísimo, pero que sea a nivel nacional”, en referencia a la trama Gürtel, “lo veo como algo excepcional… Estamos en un país muy serio y espero que sea la excepción que confirma la regla”.

Dahms publicaba días atrás un artículo en el que denunciaba el peligro que tenía para la cultura política española la estrategia que está adoptando el PP, al acusar sin pruebas al Gobierno de estar siendo espiado.

Me parece preocupante, porque eso no es hacer política, sino demagogia. Es una vieja estrategia: si te acusan de algo, te haces el inocentes y atacas. Es la berlusconización de la política… Si el PP se comportara así en el Gobierno tendríamos motivos para temblar.

El corresponsal alemán no entiende por qué el principal partido de la oposición ha adoptado esa estrategia ya que “tiene un arsenal de argumentos políticos para arrinconar al Gobierno” dado que este último “tiene problemas” y “no lo están aprovechando”.

Por último, Dahms considera que “la democracia no solo funciona con leyes, sino también con personas que recogen su espíritu y se comportan como tal. La democracia solo funciona con honestidad, sino acabaríamos como en EEUU, donde hay oposición a la reforma sanitaria y en vez de utilizar argumentos, usan mentiras…”.

Print Friendly, PDF & Email
1 replica a este post
  1. Yo le diria a este periodista que el pp no conoce límites en su indecencia la demostración el torpedeo de los pilares del estado es decir el ejecutivo el lejislativo y el judicial y no es la primera ni laúltima vez es así de sencillo.