En los últimos meses, España ha sido objeto de un interes inusitado por parte de la prensa internacional. El corresponsal de The New Statesman explica en radiocable.com que el motivo no ha tenido que ver con la presidencia rotatoria de la UE sino con la crisis. Tras Grecia, considera David Mathiesen, todos quieren saber qué otro país puede sufrir las consecuencias más graves de la crisis y “hay mucha preocupación de la capacidad de España para pagar su deuda en el futuro”.

David Mathiesen

David Mathiesen explica que el problema de España es tanto por la deuda pública como privada y ya sea desde EEUU como desde Europa se cuestiona nuestra capacidad para hacerle frente. Asegura que “dudo que la mayor parte de la gente y los columnistas sepan que España es presidente de la UE”. Pero destaca que la economía española es muy importante en el contexto europeo y por eso está en el “punto de enfoque”.

El corresponsal también apunta que la crisis está siendo especialmente dura en España porque la economía estaba basada en dos pilares: la construcción y… el turismo. Y este es un aspecto que se ha resentido en toda Europa: “la gente puede ahorrar de sus vacaciones. De la educación de sus niños, sus hipotecas, seguridad médica es lo último. Pero lo primero que se corta son las vacaciones”. Por ello considera normal que a España le afecten los recortes de los demás europeos que no vienen de turismo o si lo hacen, gastan menos.

Print Friendly, PDF & Email