Resulta algo paradójico, pero Abu Dhabi y los Emiratos Arabes ??octavo productor de crudo del mundo y el cuarto país más contaminante del planeta?? están a la vanguardia en investigación e inversión en energías renovables. Aspiran a liderar los proyectos de futuro más prometedores y convertirse en la “capital mundial” de las energías renovables. Van a construir la primera ciudad totalmente sostenible y organizan la mayor feria mundial sobre energía del futuro a la que han acudido 18 empresas españolas punteras en energía eólica y solar.

Diseño de Ciudad Masdar
(Foto: Flickr/Imredubai)

En el World Future Energy Summit, donde incluso está previsto que acudan los Príncipes de Asturias para apoyar al sector español, no se limita a la investigación en energía solar y eólica. También se acoge proyectos como la tecnología de desalinización de aguas, la construcción de edificios sostenibles, la producción de energía a través de la biomasa y cuantos aspectos se relacionan con el desarrollo de un futuro energético más verde y no tan dependiente del crudo y de las emisiones de CO2.

Los dirigentes de los Emiratos Árabes Unidos parecen haberse dado cuenta de que el petroleo es un bien limitado y la demanda del planeta y la suya propia no deja de crecer. Por ello pretenden liderar al planeta en búsqueda de formas de energía limpias. Son una de las economías que más recursos destinan  a la aplicación de políticas menos contaminantes e incluso han lanzado una iniciativa muy ambiciosa para crear la primera ciudad totalmente sostenible.

El proyecto se llama Ciudad Masdar (fuente, en árabe), y pretende crear en 2015 un núcleo urbano totalmente autosuficiente solo con energías limpias. La inversión será de más de 22.000 millones de dólares, albergará a unas 50.000 personas y generará un 2 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de los EAU.

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

Print Friendly, PDF & Email