Tras el rescate irlandés, muchos medios extranjeros consideran que España ha pasado a estar también en zona de peligro. Salvo la alemana, donde el Frankfurter Allgemeine Zeitung y el Handelsblatt defienden que el caso de España es diferente, en general la prensa internacional destaca el escepticismo de los mercados y recoge el temor hacia un posible contagio de los casos de Irlanda y Grecia a la economía española… que sería un golpe mortal para el euro.

El Financial Times explica en una crónica de Victor Mallet que los mercados mantienen el escepticismo sobre las perspectivas españolas pese a la caída del déficit. Pero subrayan que “aunque los movimientos del mercado sugieren que algunos inversores han perdido confianza en España y dudan que la eurozona pueda sobrevivir en su forma actual, varios economistas y analistas del mercado creen que España seguirá adelante sin rescate, siempre que ponga en práctica sus planes de austeridad y mejore la competitividad con reformas más profundas?.

El Wall Street Journal recoge los temores en Europa a un contagio: “puede ocurrir cuando los inversores observan una economía en apuros y ven en otras partes similares problemas”. Y aseguran también que “los economistas consideran que el contagio, en el que la pérdida de confianza en una economía se transmite a otras, puede efectuarse mediante conexiones mercantiles, semejanzas económicas o mecanismos de conexión financieros?. [VIDEO]

El Frankfurter Allgemeine Zeitung en cambio considera en un editorial que “a pesar de sus grandes cargas no es justo comparar a España con otros países problemáticos de la zona euro”. El texto está firmado por Michael Psotta y defiende que “España no está ni mucho menos sobre endeudada” y que “tras una serie de pasos decisivos por parte del gobierno -entre ellos el recorte de los gastos estatales en un 5%, efectuado el pasado mes de mayo, así como la subida del IVA del 16 al 18%-, la reducción del déficit presupuestario presenta claros avances”.

Le Monde describe los casos de Grecia e Irlanda como “estrategias económicas ilusorias” y cree que España y Portugal han seguido caminos similares. Por eso hablan de que “estamos pagando el precio de no tener una gobernanza economica europea que debería haber evitado las malas elecciones macroeconómicas, que hopy se revelan catastróficas”.

El Diario Ecónomico de Portugal considera que “los mercados nunca habían dudado tanto de España“. Un texto de Luis Rego destaca que el rescate a Irlanda “no impresionó a los inversores y el efecto dominó se extiende con fuerza hacia las ??piezas ibéricas??, que según muchos observadores podría ser el fin del proyecto del euro. Ayer la alarma sonó en Madrid, que fue obligada a limitar la colocación de títulos de deuda frente a la débil demanda y a ofrecer un retorno de más de 90% en comparación con la última operación?”

El belga L´Echo estima que “en el horizonte se perfila la batalla de España. Esta última sí se anuncia decisiva para el futuro del euro. Es en previsión de dicha contienda que la eurozona tendrá que armarse concienzudamente… ¿Qué podemos hacer? En primer lugar, perennizar el mecanismo de ayuda para afrontar situaciones de urgencia y recuperar rápidamente los principios básicos que dieron lugar al nacimiento de la eurozona, es decir, la convergencia. Hemos de recordar que la especulación centra su mirada en las diferencias de crecimiento, la inflación y el déficit. “