superenalot54to_n.jpg

 Tener mucho dinero puede ser contraproducente.  “Tengo miedo de todo. Quisiera desaparecer, pero no puedo. Hasta la mafia ha venido a buscar mi dinero. Tengo miedo de hacer alguna obra de caridad… Debo huir de este pueblo, pero sin que nadie se dé cuenta”, dice en una carta al Corriere della Serra el que parece ser ganador de 148 millones de euros en la Superenalotto de Italia.

Tal y como cuenta el corresponsal de RNE en Roma, Iñaki Díez, se trata del “premio más gordo dado por una lotería en Europa” y “ha convertido a la pequeña Bagnone”, una ciudad de 2000 habitantes de la Toscana, “en meca de peregrinación de curiosos y personajes variopintos en busca del autor de la combinación. ?ste se esconde, temeroso, entre los visillos de lo cotidiano. De cara a los demás, sigue haciendo la vida de siempre para no ser desenmascarado. En la soledad de su casa vive la angustia del zorro rodeado en la cacería. Nadie sabe quien es, pero el alcalde le ha pedido un millón para arreglar un edificio municipal y convertirlo en museo. La mafia calabresa quiere el 30 por ciento del pastel. Los vecinos intuyen que a quien buen árbol se arriba… Y él sobrevive lastrado por un sueño que la realidad ha convertido en pesadilla”, dice Díez.

Aunque no se ha verificado todavía la autenticidad de la carta, los expertos señalan que “el pensamiento del millonario es muy aproximado al descrito en el aterrado escrito”. “Este premio es exagerado. Al principio soñaba qué haría si me tocara. Ahora lo único que sé es que estoy mal. Sufro, vivo y lucho contra un cerebro que piensa demasiadas cosas”, dice el ahora millonario en la carta enviada al rotativo italiano.

Print Friendly, PDF & Email