Ramón Darío Molinary considera que el caso de corrupción descubierto en la construcción de la línea de Alta Velocidad Madrid-Barcelona es un gran golpe a una de las herramientas básica del prestigio exterior de España. El corresponsal de la Cadena Prensa Hispana de EEUU y presidente de ACPE, la Asociación de Corresponsales de Prensa Extranjera sostiene en radiocable.com que este caso, unido a otros “tropiezos” de empresas y figuras españolas, puede perjudicar las opciones de conseguir contratos tanto en el sector ferroviario como en otros.

Ramón Darío Molinary asegura: “Dentro de la inmensa cadena interminable de corrupción y corruptelas de España, una cosa como esta hoy, sorprende menos de lo que hubiese sorprendido hace poco tiempo. Ahora el hecho de que afecte a una de las herramientas básicas del prestigio exterior de España y de posibles contratos de gran escala es una puñalada trapera al prestigio de España.”

Y añade: “García Margallo acaba de estar en Puerto Rico dando pulimento al concepto de Marca España. Allí no va a vender ferrocarriles, pero cosas como éstas caen como una losa sobre el terreno que podía ser llano cuando se habla de contratos para España. Y se convierte en una cuesta arriba.”

El corresponsal también apunta: “Esto llega cuando se habla del contrato en el desierto de Arabia Saudí y de la posibilidad de un contrato espectacular en Brasil. Y tras el accidente de Santiago de Compostela, llega también ahora el reverdecimiento del caso a nivel jurídico del accidente del Metro de Valencia. Estas cosas inciden, quieras o no, de modo negativo. Y en América si se suma a los problemas que ha habido con el contrato del Canal de Panamá o el puente montado al revés… estos antecedentes pueden hacer que se mire con lupa lo que viene de España.”

En cuanto a si esto puede hacer que empresas españolas, incluso de otros sectores, pierdan contratos Ramón Darío Molinary afirma: “Sin duda. Porque también están los tropiezos y problemas en obras de un arquitecto de fama internacional como Calatrava. Todo esto metido en una coctelera… hay que evitar que huela mal.” Y señala el sector de las energías limpias: “La eolica y otras renovables han sido muy bien consideradas en EEUU. Y en su momento incluso el propio Obama señalo la posibilidad de grandes contratos para España. Pero ahora están en cuarentena por el recorte brutal del gobierno a los estímulos para estas energías.”

Print Friendly, PDF & Email