Al mes del fallecimiento de Carmen Franco, única hija del dictador español, se mantienen varias polémicas sobre el patrimonio y la riqueza de sus descendientes, parte de los cuales fueron amasados en “condiciones turbias”. Es lo que afirma un artículo del primer diario francés que firma su corresponsal Sandrine Morel y que pone de relieve la falta de transparencia, en la España de 2108, sobre la fortuna y propiedades que acumuló el Caudillo y que sigue manteniendo, 40 años después de su muerte, su familia.

Le Monde apunta que 1.200 personas, entre ella antiguos miembros de la jet-set y sus 7 hijos, asistieron al funeral por Carmen Franco, la hija única del dictador que falleció a los 91 años a finales del pasado diciembre. Y señala que su desaparición ha servido para confirmar que la familia del Caudillo supo conservar su posición social y económica tras la vuelta a la democracia. Pero enfatiza que se mantiene el misterio sobre la herencia que ha dejado Carmen Franco a sus descendientes.

El artículo explica que el testamento se abrió el pasado 25 de enero, pero “nada ha trascendido” al respecto y constata que en la España del 2018, la fortuna de los Franco sigue siendo un “asunto de familia” sobre el que no hay transparencia. Cita al periodista Mariano Sánchez Soler, autor del libro “Los Franco S.S.” que atribuye a la familia 22 propiedades y sociedades que tendrían un valor combinado superior a los 500 millones de euros. Menciona alguna de ellas, recordando que sigue habiendo polémica en España por la “turbias condiciones” en que llegaron a manos del Dictador. Y resalta que muchas personas piden de hecho que las propiedades captadas durante la guerra y la dictadura, vuelvan a ser propiedad del Estado.

Le Monde es un diario vespertino francés fundado en 1944 y considerado el periódico de referencia del país. Está editado por el Grupo Le Monde que tras dificultades económicas es controlado desde 2010 por los empresarios Pierre Bergé y Xavier Niel y el banquero Matthieu Pigasse. Prisa posee también un 15% del diario que además ha recibido subsidios estatales, en torno a 17 millones de euros en 2010. Su línea editorial está considerada como de centro o centro-izquierda. Su difusión en 2016 es de más de 286.000 ejemplares y vende un promedio de 40.000 ejemplares fuera de Francia. Su website recibe más de 40 millones de visitas al mes y es el principal sitio de información en francés en Internet. En 2008, Le Monde fue condenado a pagar 300.000 euros de indemnización por haber publicado un artículo sobre prácticas dopantes en el FC Barcelona.

Sandrine Morel es corresponsal de Le Monde en España desde 2010. Anteriormente escribía para Le Nouvel Observateur y otros medios francófonos y fue redactora jefe de Le Courrier D´Espagne de 2007 a 2010.  Es la autora de algunos artículos que han dado mucho que hablar como un perfil sobre Belén Esteban o la advertencia de la “engañosa” eficacia en la frontera de Melilla junto con textos que resaltan la ausencia de un partido xenófobo en España, el papel de la economía sumergida para evitar una revolución, las acusaciones de manipulación en TVE o la denuncia de que no se afronta el dopaje.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email