La dimisión del fiscal anticorrupción de España tras desvelarse que poseía parte de una sociedad offshore en Panamá es destacada por el primer diario frances. El artículo de su corresponsal Sandrine Morel se fija especialmente en cómo lo que muchos han percibido como “el colmo” -que la persona encargada de luchar contra el fraude en España tuviera una empresa en un paraíso fiscal- para el propio Moix no suponía un problema. Pero también destaca que la presión social, política y mediática terminó provocando la dimisión del fiscal anticorrupción, aunque añade que en parte también se ha debido a que éste último escándalo ha sido “la gota que colmó el vaso” de las sospechas sobre Manuel Moix, cuyos “estrechos vínculos con el PP no parecen de buen gusto”. E incluso califica en su titular al fiscal de un “Don Limpio con manos sucias”.

Le Monde ironiza diciendo que el escándalo es “como para preguntarse quién en España no tiene una sociedad offshore” si hasta el fiscal anticorrupción, el hombre encargado de luchar contra el fraude, tenía el 25% de una desde 2012. Y señala que aunque muchos han visto en este caso “el colmo”, el propio Manuel Moix no lo veía un problema y explicó que se trataba sólo de una herencia de su padre. Aunque detalla que la sociedad la creó en 1988 la familia de Moix y servía para esconder a Hacienda un chalet de lujo en la Sierra madrileña y tenía como testaferro a una anciana de 93 años que también “preside” otras 17.000 compañías offshore.

El artículo resalta especialmente que tras conocerse el escándalo, que desveló la web Infolibre, Manuel Moix insistió en que “no veía problema” en el caso, pero la presión social, política y mediática le obligó a dimitir a principios de junio, aunque el fiscal aseguró que lo hacía “para proteger a su familia”. Añade asimismo que la sociedad en Panamá ha sido la gota que ha colmado el vaso de las sospechas que pesaban sobre Moix, recordando que intento frenar el registro en la casa de Ignacio González, lo que provocó una rebelión de fiscales, y una grabación desveló que el propio ex presidente madrileño celebró su nombramiento “como si pensaba que le beneficiaba”. Le Monde señala que tener vínculos privilegiados con el PP cuando dirige la fiscalía anticorrupción “no parece de buen gusto” dada la gran cantidad de escándalos que afectan a la formación.

Le Monde es un diario vespertino francés fundado en 1944 y considerado el periódico de referencia del país. Está editado por el Grupo Le Monde que tras dificultades económicas es controlado desde 2010 por los empresarios Pierre Bergé y Xavier Niel y el banquero Matthieu Pigasse. Prisa posee también un 15% del diario que además ha recibido subsidios estatales, en torno a 17 millones de euros en 2010. Su línea editorial está considerada como de centro o centro-izquierda. Su difusión en 2016 es de más de 286.000 ejemplares y vende un promedio de 40.000 ejemplares fuera de Francia. Su website recibe más de 40 millones de visitas al mes y es el principal sitio de información en francés en Internet. En 2008, Le Monde fue condenado a pagar 300.000 euros de indemnización por haber publicado un artículo sobre prácticas dopantes en el FC Barcelona.

Sandrine Morel es corresponsal de Le Monde en España desde 2010. Anteriormente escribía para Le Nouvel Observateur y otros medios francófonos y fue redactora jefe de Le Courrier D´Espagne de 2007 a 2010.  Es la autora de algunos artículos que han dado mucho que hablar como un perfil sobre Belén Esteban o la advertencia de la “engañosa” eficacia en la frontera de Melilla junto con textos que resaltan la ausencia de un partido xenófobo en España, el papel de la economía sumergida para evitar una revolución, las acusaciones de manipulación en TVE o la denuncia de que no se afronta el dopaje.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

 

Print Friendly, PDF & Email