Un Ayuntamiento

Es lo que asegura la Confederación Española de Pymes, Cepyme. La morosidad de las administraciones públicas es responsable de la desaparición de la mitad de las 450.000 empresas que han cesado en su actividad desde 2008. El dato es especialmente preocupante porque esas compañías suponen el 13 % del tejido empresarial español. (Foto: Flickr/Club600huelva)

A finales de marzo de 2010, Cepyme cifraba la deuda de las Administraciones Públicas con las empresas en más de 38.000 millones de euros. Otros calculos de este 2011 hablan de 35.000 millones. Segun el presidente de la Confederacion, Jesús Terciado, algunas administraciones locales y autonómicas están pagando con retrasos que alcanzan los 500 días.

Y apunta que especialmente los proveedores del sector sanitario son los que están atravesando “serias dificultades” como consecuencia de esta morosidad. De hecho, recientemente se ha conocido que la Comunidad Autonoma Valenciana debe 1.300 millones de euros a proveedores sanitarios.

En una conferencia en Valencia, Terciado defendió que esta situación está contribuyendo “simple y llanamente” a la desaparición de empresas y a la destrucción de empleo. Cepyme Aragón responsabilizaba a la morosidad pública de la quiebra de 24.000 empresas en un año, la mayoría de ellas pymes. Y todos los colectivos afectados exigen lo mismo: que se cumpla la Ley de Morosidad y que impongan la obligación a los poderes públicos de pagar en un plazo máximo de 30 días.

“Los problemas de financiación y la morosidad son el mismo problema para las pymes, es decir, falta de liquidez que les impide sostener su actividad. La solución es que quien deba dinero que lo pague y que las entidades financieras cumplan con su obligación, que es prestar dinero a quien lo necesita”, segun Jesus Terciado. “Se planteó -añadió- que fuese el ICO quien concediese créditos a las administraciones para que redujesen su morosidad, pero eso implicaría más déficit y el Estado no quiere.” [visto aqui]