Ute Müller, del diario aleman Die Welt, explica en radiocable.com que en Europa aun no se presta demasiada atención a las reclamaciones secesionistas de Cataluña porque se ve como algo “todavía retórico”. Cree que el asunto se puede reconducir y que en cualquier caso es un punto de tensión adicional pero no el principal problema de España.

Ute Muller

Ute Muller explica “al principio cuando surgió el tema coincidiendo con la Diada, los corresponsales no nos lo tomamos muy en serio. Pero tras rechazarse el pacto fiscal, la cosa ha ido a más. Me ha sorprendido porque pensé que era algo más retórico, pero ahora se está convirtiendo en un auténtico problema”. Aunque matiza que como alemana que “la idea federalista no asusta tanto”.

En cuanto al efecto de estas reclamaciones para España apunta “el uso político que están haciendo ambas partes no beneficia a España, pero tampoco la daña demasiado. Digamos que es algo adicional. Surge quizas en un mal momento, pero no es el problema principal de España. Y no creo que dañe más a la imagen del país, porque con el rescate inmimente, ésta ya está bastante dañada. Pero no por Cataluña. Esto sólo añade otro punto de tensión a una situación ya difícil de por sí”.

La corresponsal asegura que el asunto catalán llega en un momento en el que “el gobierno es muy vulnerable” pero cree que por ahora en Europa no preocupa en exceso porque todo es “básicamente verbal”. Y revela que su diario, Die Welt, de momento no ha mostrado interés por el tema: “no se percibe como un riesgo muy grande para Europa, de momento”.

Ute Muller piensa que el problema se podría reconducir con un pacto fiscal como el de País Vasco o Navarra: “Creo que Rajoy tiene tantos problemas ahora mismo que no quiere abrir otro frente, pero intentará calmar las cosas”. Y en cuanto a la posibilidad de que España pueda negociar un acuerdo fiscal con Cataluña si es intervenida, la periodista afirma: “dependerá de las condiciones del rescate. Pero dado el peso de Cataluña en la economía española sería viable. No se pueden ahora permitir divisiones interterritoriales. España tiene que actuar conjuntamente para salir de esta situación. Y creo que la troika lo percibiría así”.

Print Friendly, PDF & Email