Ute Muller de Die Welt asegura en radiocable.com que la tragedia de Ceuta evidencia una mala gestión de España y falta de previsión ante unos problemas fronterizos que ya se dieron en 2007, pero también que Europa la ha “dejado sola” en esta materia. Señala que en Alemania, tras la mención de la Comisaria Malmstrom, la noticia está teniendo bastante repercusión y pide un debate más en profundidad en la UE sobre cómo gestionar los flujos migratorios de forma más sensata y humanitaria.

Ute Muller afirma: “Ha habido falta de previsión, porque España tuvo ese mismo problema en 2006/2007 y los problemas en África de población, hambre, pobreza siguen igual. La gente quiere emigrar por los mismos motivos. Entonces se podía prever un poco más. Ahora hay informes policiales que dicen que hay 30.000 inmigrantes esperando para entrar y eso es un susto para mucha gente, pero podía haber habido más previsión.”

Sin embargo, la corresponsal añade: “Pero también es cierto que España está un poco sola en esto a nivel europeo. Los demás dicen `que horror, pero tampoco proponen qué cosas pueden hacer los españoles. Los italianos, cuando la tragedia de Lampedusa, sintieron lo mismo, que la UE les dejaba un poco solos. Hubo muchas críticas, pero tampoco se les ayudó. Yo veo que los demás países del norte de Europa no se comprometen, ni se ofrecen a acoger inmigrantes o compartir tareas. Los españoles no pueden solucionarlo solos y tienen una parte importante de la frontera sur de Europa. Y se les deja solos.”

“Pero la actuación de la Guardia Civil, si es verdad que dispararon bolas de goma a los inmigrantes que murieron, es horrorosa”. Ute Muller explica que las muertes de Ceuta apenas habían sido noticia en Alemania hasta que la comisaria europea Cecilia Malmstrom las mencionó el pasado viernes: “ahora tiene más repercusión. Se ha juntado con el informe policial y las muertes lamentables. Y además se ve que las mafias son cada vez más potentes y que hay una ola migratoria que no se puede parar por ningún medio. Y esto está llamando la atención”

Añade: “Esperemos que esto provoque que haya un debate más en profundidad entre todos los países de la UE sobre qué se puede hacer, cómo gestionar los flujos migratorios de forma más sensata y humanitaria. Porque lo que hay ahora, las vallas con cuchillas no son la solución para nada. No pueden seguir estos alambres especiales que provocan unas heridas tan horribles. Aunque la UE debería no sólo criticar la gestión de España que ha sido difícil y tremenda, sino también proponer y ayudar para que estos casos no se repitan”.

Print Friendly, PDF & Email