El motor del coche de Fernando Alonso no solo era capaz de ganar carreras, sino también de hacer música. Varios ingenieros y mecánicos del equipo Renault de 2006 manipularon el coche de Formula 1 para que sus sonidos fueran armónicos y siguieran una partitura. Y como el chovinismo manda, empezaron por el himno frances de “La Marsellesa”.

Imagen de previsualización de YouTube

Y una vez desarrollada la técnica también fueron capaces de lograr que el R-26 también interpretara otros himnos. Ya que la exhibición se produjo en el circuito de Donington en Inglaterra, tocaron el “God save the Queen” británico.

Imagen de previsualización de YouTube

Y dado que aquel año, Alonso y Renault quedaron campeones del mundo, los ingenieros también decidieron tocar el “We are the champions” de Queen.

Imagen de previsualización de YouTube

Print Friendly, PDF & Email