El diario argentino sostiene en un editorial que el acuerdo con la petrolera española por la nacionalización de YPF ofrece “flancos claramente objetables”. Considera que se debería indagar sobre la fundamentación del precio de 5.000 millones de dólares que pagará Argentina a Repsol y se pregunta por qué el acuerdo no incluye garantías por pasivos no contabilizados anteriores a la nacionalización. El editorial también apunta que tanto el gobierno de Kirchner como la compañía española tienen “motivos para avergonzarse” por una antigua venta del 25% de YPF.

La Nación asegura: “Cuando las cosas se hacen mal y luego se pretende subsanar sus consecuencias con cierta urgencia, lo que inevitablemente ocurre es que se procede también mal o como mínimo desprolijamente. Es así en el caso Repsol. Debemos considerar como positivo que se supere la situación creada en abril de 2012 y que se normalice la relación. Pero el procedimiento seguido ofrece flancos claramente objetables.En el tratamiento del proyecto de ley con el que se busca aprobar el convenio, los legisladores deberán indagar sobre la fundamentación del precio de 5.000 millones de dólares y de los estudios que no han sido anexados al proyecto, si los hubiera.”

Y señala: “También deberían preguntar por qué en un contrato de compraventa de un paquete accionario controlante el vendedor no ha incorporado las declaraciones y garantías usuales que cubran al comprador de contingencias y pasivos no debidamente contabilizados anteriores a abril de 2012. Esto parecería necesario para una empresa que, según los dichos del propio Gobierno, fue `vaciada´. Tal vez no se quiera hacer explícito aquel tortuoso episodio de la `venta´ del 25% del capital accionario a un grupo local, en el que tanto el poder kirchnerista como Repsol tienen culpas que purgar y motivos para avergonzarse.”

[Leer el artículo complet en La Nación]

La Nación es un diario argentino fundado en 1870 por el que fuera presidente de la República Bartolomé Mitre. Hoy sigue perteneciendo a la familia Mitre. Está considerado como el segundo periódico más importante del país, tras Clarín y su tirada media es de 160.000 ejemplares entre semana y 250.000 los domingos. Su línea editorial es conservadora y ha sido tradicionalmente la voz de la Iglesia Católica y las Fuerzas Armadas. En sus páginas también han escrito intelectuales como José Marti, Unamuno, Ortega y Gasset, Borges o Vargas Llosa. Desde 2010 mantiene un enfrentamiento con el gobierno de Cristina Fernandez de Kirchner que acusó a La Nación junto con Clarín, de haberse beneficiado ilegalmente de la empresa Papel Prensa. 

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)