“España vota de nuevo… pero es dudoso que se superen la división política y la inestabilidad”. Asi se titula un informe de la Fundación Konrad Adenaur think tank vinculado con la CDU, el partido democristiano de Angela Merkel y del que se hace eco un artículo de Antonio Martínez en ElConfidencial. Se trata de un repaso muy crítico a la cultura y actualidad política española que firma Wilhelm Hofmeister. Muestra sobre todo el escepticismo desde el punto de vista alemán hacia la actuación de los políticos españoles en conjunto e incluye frases como “en la cultura política española, negociar es perder. Todo o nada” -que dedica por ejemplo a la negociación sobre los presupuestos que rechazaron los independentistas catalanes- o “es cuestionable que los líderes políticos posean la grandeza suficiente para poner los intereses del país por encima de los intereses particulares”.

La Konrad Adenauer Stiftung (KAS) es la segunda mayor de las fundaciones políticas alemanas. Fue creada en 1955 por el partido Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Alemania para fomentar a nivel mundial los ideales demócrata cristianos y socialcristianos. El análisis de Wilhelm Hofmeister señala que la polarización domina la política española y considera que la campaña de las elecciones del 28A va a ser dura y discurrirá en torno al eje del nacionalismo. Considera esto un “éxito para los extremistas”, las formaciones que han logrado imponer ese marco político a las demás, los independentistas catalanes y los “nacionalistas españoles” de Vox. Aunque reparte críticas para todos los partidos.

El informe del KAS asegura por ejemplo: “Probablemente, el 90% de los partidos del 90% de los países de Europa habría decidido apoyar el presupuesto ofrecido por el gobierno, aprovechar las ventajas concretas que contenía y postergar por un tiempo las exigencias extremas. Pero España no es así. Los nacionalistas rechazaron el presupuesto y forzaron a Sánchez a convocar nuevas elecciones. Negociar es perder. Todo o nada. Así funciona la política en España. Para un observador extranjero, especialmente cuando proviene de un país orientado al consenso como Alemania, esto no siempre es fácil de comprender. Pero éste es el modelo del estilo político en España”.

Advierte de que es una “absoluta incógnita” si las elecciones solucionarán los problemas o si profundizarán la fractura política y la inestabilidad, pero defiende quq una gran coalición, al estilo de la que se ha vivido en Alemania, sería “con seguridad la única salida a la embrollada situación política actual”, ya que también permitiría dar un nuevo enfoque a la crisis catalana. Pero apunta ” es cuestionable que los líderes políticos posean la grandeza suficiente para poner los intereses del país por encima de los intereses particulares. El veneno del nacionalismo ha descargado su efecto en España. Esto sólo se puede detener si los partidos constitucionales moderados finalmente empiezan a hacer lo que caracteriza a la política democrática: diálogo y capacidad de compromiso”.

Print Friendly, PDF & Email