No se perfila en el horizonte de España ni un gobierno estable, ni un liderazgo político fuerte porque el país tiene el “sistema fragmentado de Alemania y Holanda, pero la cultura de división política de Reino Unido o EEUU”, junto con un “profundo sectarismo que convierte a los rivales en enemigos y los acuerdos en traición”. Es el pesimista análisis que hace el semanario británico del actual momento político español en un texto que firma Tobias Buck y cuya conclusión es que España sigue siendo ingobernable.

The New Statesman apunta que aunque el 28A fue un momento de “felicidad pura” para Sánchez y el PSOE que parecían haber obtenido un mandato claro para liderar el gobierno, cuatro meses después y tras un serie de “tortuosas negociaciones”, el país sigue paralizado. Señala que si se mira al resto de Europa, se contempla que varios estados parecen ahora disfuncionales políticamente, pero considera que el caso de España se explica por una “raza mezcla” de fragmentación y división políticas. Y enfatiza que el parlamento español acoge en la actualidad a una ristra de partidos “demasiado pequeños para gobernar, pero demasiado grandes para ser ignorados” y entre esto incluye tanto a Podemos, como a Vox o PNV o independentistas catalanes.

Pero el artículo subraya que el problema específico de España no es la fragmentación o polarización, sino la combinación de ambos. Explica que España tiene el sistema político fragmentado de Alemania o Holanda junto con la divisiva cultura política de Reino Unido o EEUU. Destaca que alemanes y holandeses han sido capaces de formar coaliciones más o menos funcionales, pero para España la situación es nueva, tras décadas de bipartidismo. Pero considera que el actual rechazo a llegar a acuerdos entre partidos tiene “consideraciones tácticas pero también influyen la cultura y la historia de España”. Sostiene que el siglo XX ha dejado un “profundo sectarismo que convierte a los rivales en enemigos y a los compromisos y acuerdos en traiciones”. Por todo ello apunta que un gobierno estable y un liderazgo político fuerte en Madrid “no están en el horizonte”.

The New Statesman es una revista semanal británica fundada en 1913 que trata temas de política y cultura. Su línea editorial es liberal y escéptica. En sus páginas han escrito George Bernard Shaw, Keynes, Virginia Wolf o Christopher Hitchens. Hoy su modelo es un híbrido digital-impreso. Desde 2009 pertenece en exclusiva al empresario Mike Danson. Su circulación en papel en 2018 superaba los 35.000 ejemplares y on line cuenta con 27 millones de páginas vistas y 4 millones de usuarios únicos.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

 

Print Friendly, PDF & Email