La crisis financiera y la presión de Internet están provocando que muchas de las grandes cabeceras de la prensa mundial atraviesen graves problemas económicos. Aunque cada medio está adoptando estrategias diferentes para superar los. El último ejemplo es de la revista Newsweek. Para tratar de dejar de perder dinero, van a cambiar el enfoque -dejaran a un lado la actualidad de la semana para centrarse en analisis, opinión y reportajes propios- y pretenden dirigirse a una audiencia menor, pero más selecta.

Una portada de Newsweek
(Foto: Flickr/Mstephens7)

El mundo de la información ha cambiado y lo sucedido cuando un 737 amerizó el río Hudson el mes pasado representó la escenificación perfecta. Newsweek hizo lo que lleva década haciendo, enviar a reporteros y fotógrafos a la zona… para luego dar un nota en sus páginas con información de sobra conocida por la audiencia, gracias a la inmediatez de Internet. Sus responsables se han dado cuenta de que posiblemente en seis meses, ni siquiera envíen a nadie a un acontecimiento así. Para subsistir Newsweek ha comprendido que debe cambiar su identidad.

Eso significa un cambio de diseño, pero sobre todo de enfoque. Empezando por olvidarse de una vez por todas de la obligatoriedad de cubrir los grandes eventos de la semana. “Si no tenemos algo original que decir, no hablaremos de ello” asegura Jon Meacham, el director de la revista. Pretenden ofrecer a sus lectores información más analítica y original, que no se encuentra gratis en Internet.

Por ello Newsweek ha tomado decisiones rompedoras. Van a subir el precio de la revista, imprimirla en papel de más calidad, aumentar el número de fotos y centrarse en cuatro grande secciones todas ellas con noticias breves, columnas de opinión, comentarios, extensos reportajes y cultura. Todo esto supone dejar de lado las grandes audiencias y apostar por un público más selecto que aceptará pagar más por el periodismo de calidad y reportajes exclusivos que planean ofrecer. Y tienen claro quienes forman ese público: sus 1,2 millones de suscriptores.

También planean recurrir a grandes firmas como Christopher Hitchens, Fareed Zakaria o George Will. Y esperan que todo esto atraiga también anunciantes de productos de lujo. La nueva Newsweek está prevista para mayo de 2009.

Print Friendly, PDF & Email