La consulta catalana sigue siendo analizada y valorada por los medios extranjeros que en general la califican de éxito aunque resaltando que no era vinculante, ni tuvo garantías oficiales. Pero apuntan que los más 2 millones de catalanes que votaron hacen imposible mantener el inmovilismo de Madrid y hacen inevitable empezar una negociación para alcanzar una solución política a la crisis… que quizá pase, en opinión de muchos, por una auténtico referéndum vinculante. (NOTICIA ACTUALIZADA ABAJO)

The Guardian cree que tras el 9N, la única opción de Rajoy es imitar a Gran Bretaña. El editorial “Spain’s mishandling of the referendum movement in Catalonia” afirma que tras el 9N y la “abrumadora” mayoría a favor de la independencia de aproximadamente el 35% del electorado, Rajoy no tiene  realmente ninguna otra opción que adoptar el enfoque británico. Y señala que los catalanes, incluso los que desean permanecer en España, quieren votar, y van a conseguirlo. Así que si el señor Rajoy cambia rápidamente su estrategia y trabaja para modificar la constitución y permitir el referéndum, y los catalanes están dispuestos a un debate justo, aún existe la oportunidad de persuadir a Cataluña de seguir siendo parte de España. Pero, advierte que al igual que con Gran Bretaña, no será la misma España.

Bloomberg sostiene que la consulta catalana fue un éxito y ahora toca negociar. El editorial de la agencia “Catalonia’s Vote Was a Success. Now Negotiate” apunta que el 9N fue alentador en el sentido de crear una base de acuerdo político sobre cual es la mejor manera de abordar la cuestión. Cree que “quizá por primera vez” el gobierno de Madrid tomó la decisión más inteligente al permitir la consulta frente a su hasta ahora gestión “inflamatoria”. Y sostiene que ahora debería abrir un debate amplio y libre sobre Cataluña con un posible referéndum legal al final del camino.

Wall Street Journal subraya que el voto evidencia tanto la determinación de los nacionalistas como sus osbtáculos. El texto: “Catalans Back Independence in Symbolic Vote” destaca que Más de dos millones de catalanes desafiaron al Constitucional y votaron abrumadoramente a favor de la independencia el domingo en un ejercicio simbólico que vívidamente resalta, tanto la determinación de los nacionalistas catalanes como los obstáculos a los que enfrentan. Apunta que el 9N no era vinculante y tenía poca credibilidad internacional, pero para los catalanes refuerza su causa para que se les permita celebrar un referéndum vinculante formal sobre su separación de España.

The Irish Times dice que el 9N le da a Mas ventaja polítca sobre Junqueras. Su crónica titulada: “Catalan poll result suggests symbolic victory for independence viote” apunta que el éxito del referéndum le ha dado a su mascarón de proa, Artur Mas ventaja política sobre el inquieto Oriol Junqueras. Y añade que el líder catalán pedirá a Rajoy que considere su propuesta de “referéndum definitivo” y otros temas relacionados con Cataluña. Aunque apunta que el “cauteloso” Rajoy se encuentra bajo la presión de la derecha política para que no ceda ni un centímetro.

Reuters cree que España y Cataluña, tras el “enconado” voto del 9N, van a dialogar. Su nota titulada “Spain, Catalonia to try dialogue after acrimonious independence vote” señala que tras dos años de batalla política y legal, el futuro de Cataluña ha entrado en una nueva fase en la que el gobierno central de Madrid y el regional de Barcelona se preparan para intentar algo nuevo: dialogar.

The Economist señala que la consulta no resuelve nada. Su crónica “Yes and no” advierte que es “peligroso” sacar conclusiones de un simulacro de referéndum que no tenía ni las instalaciones ni las garantías de uno real, ni trae consecuencias políticas reales. Todo lo que se puede decir es que alrededor del 30% de los catalanes utilizó el día para expresar su deseo de independencia. Un 7% más mostró su voluntad de votar, ya sea para buscar una solución “tercera vía” o para defender el status quo. Pero resalta que la votación no resuelve nada, porque Mas renovará su petición de referéndum real y Rajoy seguirá negándoselo.

Le Nouvel Observateur apunta que la pelota está en el campo de Rajoy. Su noticia titulada: “Catalogne: la balle est dans le camp de Mariano Rajoy” sostiene que con el 9N Artur Mas ha ganado un set, pero el partido no ha hecho más que comenzar. Y resalta que ahora le toca actuar al presidente del gobierno conservador Mariano Rajoy que deberá abandonar su inmovilismo para buscar una solución política a la crisis.

ACTUALIZACIÓN:

Die Welt advierte que el gobierno debería evitar arriesgarse a que el movimiento catalán recurra a formas más violentas. En su editorial apunta que el hecho de que el gobierno de Madrid hable de una votación ‘inútil’ no es especialmente sensible. Y advierte que sería mejor aceptar esta maniobra “tan respetable como simbólica” y no correr el riesgo de que en algún momento se recurra a formas más violentas y peligrosas de protesta; recordemos a los vascos y su terrorismo. Una vez que este genio sale de la botella , los demonios de la historia no tienen piedad.

The Times apunta que el cisma es una mala idea y debe alcanzarse un nuevo pacto entre Madrid y Barcelona. En un editorial titulado: “Catalonia´s dreams” señala que pocos políticos en Madrid se han molestado en presentar argumentos a favor de Mejor Juntos (Better Together) y han preferido las prohibiciones oficiales y una simulada indiferencia. Pero resalta que los argumentos para que Cataluña siga siendo parte de España son fuertes. Menciona que las economías nacionales modernas prosperan con la integración estratégica y aumentando la productividad, no permitiendo que las regiones más ricas se marchen y formen sus propios pequeños estados. Y pide un cambio de tono en el discurso oara alcanzar un nuevo gran pacto.

Süddeutsche Zeitung advierte que cuanto más ruidoso es el “no” del gobierno español, más contundente es la respuesta de la región. Señala que el 9N no ha traído un resultado claro porque fue declarada como encuesta de opinión, pero ha dejado claro que la actitud de bloqueo de Madrid es contraproducente. Y apunta cuanto más ruidoso el “no” del gobierno central español a las exigencias de los catalanes de un derecho de autodeterminación, tanto más contundente la respuesta de la región recalcitrante: “ahora con más razón”.

Corriere della Sera apunta que Cataluña busca una tercera vía. Su crónica señala que entre el referéndum escocés y los cañones ucranianos, Barcelona está buscando una tercera vía para romper un Estado. Y añade que sería Una vía pacífica, pero también, inevitablemente, traumática. Resalta que hasta que no se pueda votar con las debidas garantías no se sabrá qué es lo que efectivamente prefieren los catalanes, pero dice que el “enroque” de Rajoy detrás de las formalidades legales no ayuda y advierte que el bien común corre el riesgo de ser olvidado por unos y otros.

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)

Print Friendly, PDF & Email