La decisión del Tribunal Supremo de anular parcialmente el indulto al consejero delegado del Banco Santander es recogida por los principales medios financieros del mundo. Señalan que esto puede suponer la inhabilitación de Alfredo Saenz y deja en el aire su rol en el banco y el liderazgo futuro.

Alfredo Saenz

Financial Times habla de bofetada legal a uno de los líderes empresariales más prominentes. La crónica de Tobías Buck señala: “Un tribunal español ha decidido anular parcialmente el indulto a Alfredo Sáenz, consejero delegado del Banco Santander, asestando una bofetada legal a uno de los líderes empresariales más prominentes del país en un caso criminal que se ha prolongado durante casi dos décadas. La decisión, que todavía no ha sido publicada oficialmente, podría reavivar el debate sobre el papel presente y futuro de Sáenz en el Santander, donde ha sido el segundo de Emilio Botín desde el año 2002.

Según los expertos, la legislación española da cabida para la interpretación y, en muchos casos, para la revisión en los meses venideros para que los reguladores tengan una mayor flexibilidad a la hora de evaluar la aptitud de los banqueros para trabajar en la industria. Según analistas y fuentes oficiales, es improbable que Sáenz sea destituido de su puesto como resultado de la última sentencia, alegando que sus antiguos problemas legales, hasta ahora, no han tenido un impacto claro en el prestigio del consejer Delegado del Santander.”

El New York Times asegura que restablecer los antecendentes penales de Saenz, pone una nube sobre el futuro del Santander. La crónica de Raphael Minder explica: “El Tribunal Supremo español resolvió inesperadamente que el gobierno anterior fue demasiado lejos en su indulto a Alfredo Sáenz, consejero delegado de Banco Santander, restableciendo sus antecedentes penales y dejando en tela de juicio su permanencia en el banco. La decisión pone una nube sobre el futuro liderazgo del Santander. Como director general, el Sr. Sáenz, de 70 años, ha sido durante mucho tiempo el segundo de Emilio Botín, presidente del banco. Ahora corresponde al Banco de España decidir si el Sr. Sáenz debe renunciar.”

Handelsblatt apunta que el jefe del Santander tiene motivos para temer por su cargo. El artículo es de su corresponsal Anne Grüttner y dice: “Alfredo Sáenz, consejero delegado del Santander desde hace años, tiene motivos para temer por su cargo. El Tribunal Supremo anuló ayer parcialmente el indulto del gobierno español del año 2011 que eximió a este hombre de 70 años de una pena de prisión y de la inhabilitación. A Sáenz se le acusa de haber formulado acusaciones falsas en 1994 para forzar la devolución de un crédito. El Supremo ha decidido ahora que la inhabilitación se hará efectiva a pesar del indulto. El gobernador del Banco de España decidirá Ahora si Sáenz mantendrá o no su cargo.”

Wall Street Journal señala que la decisión del Supremo aumenta la posibilidad de que Saenz sea inhabilitado. El artículo de Jonathan House asegura: “El Tribunal Supremo español anuló parcialmente el indulto concedido por el gobierno al consejero delegado del mayor banco del país, aumentando de nuevo las posibilidades de que sea inhabilitado para la profesión bancaria. Alfredo Sáenz, actualmente consejero delegado del Banco Santander, fue declarado culpable en 2009 de hacer falsas acusaciones penales cuando era jefe de un banco diferente, el Banco Español de Crédito SA, o Banesto.”

Reuters explica que la anulación parcial del indulto retablece la inhabilitación de tres meses contra Saenz. Apuntan: “El Supremo ha anulado parcialmente un indulto oficial que se le concedió en 2011 al consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, quien fue condenado por hacer acusaciones falsas contra deudores. El fallo del tribunal restablece la pena que prohibía a Sáenz, de 70 años, trabajar como banquero por un período de tres meses. Sin embargo, las demás condiciones del indulto siguen en pie, dijo un portavoz del tribunal.”