La vista oficial a Argelia del presidente español es ampliamente destacada en los medios argelinos, que subrayan la “relación privilegiada” entre ambos países. Se resalta que el viaje tiene un marcado caracter económico y que España intentará beneficiarse del importante plan de inversión para el desarrollo de Argelia.

Mariano Rajoy
(Foto: Flickr/La Moncloa)

Le Temps d´Algerie destaca que Rajoy quiere contratos para empresas españolas. Explican: “El presidente español visita Argelia por primera vez desde que ganó las elecciones. La crisis económica tiene mucho que ver en esta ayuda al PP cuyo gobierno no ha podido impedir el alza del paro. En estas condiciones difíciles, los dirigentes españoles, incluído el Rey Juan Carlos, multiplican las visitas de prospección comerical al extranjero. Rajoy ya ha estado en 27 países, principalmente emergentes, desde que llegó al poder.

Su objetivo es conseguir jugosos contratos para el sector industrial en crisis, los astilleros, los transportes ferroviarios o construcción. Las empresas españolas ya han invertido en estos sectores en Argelia, donde se adjudicaron contratos. La estrategia del gobierno es más que nunca ir hacia relaciones de asociación con los países extranjeros. ¿Puede estar España en condiciones de ocupar este nicho frente a competidores fuertes, como Francia y Qatar que fueron capaces de decodificar el mensaje de base del gobierno argelino?”.

El Watan habla de relación privilegiada. Sostienen que desde el Tratado de Amistad de 2002: “las relaciones tienen caracter privilegiado y visión a largo plazo. Gusta decir que no hay entre los dos países ningun contencioso ni político, ni histórico. España nunca ha pretendido competir con países de  potencia industrial y financiera más fuerte, haciendo política segun sus medios aunque ahora el milagro español se quede sin aire.

Los acuerdos de esta 5ª Cumbre serán, obligados por la crisis, mucho más económicos que políticos. Y es aquí donde los dos países se encuentran. Convergencia pero no similitud, Argelia ha iniciado un proceso de desarrollo de un programa significativo de inversión, mientras que España, que tiene como objetivo reactivar su economía, naturalmente espera beneficiarse. O simplemente disfrutar de una relación especial de los dos países que no sólo se limita al aspecto económico.”

La Tribune de Algerie señala que España quiere intensificar sus intercambios con Argelia y que ya hay varios acuerdos. Su crónica señala: “El embajador español resaltó las buenas relaciones bilaterales aunque constató: `El intercambio entre Argelia y España es 8.000 millones de euros en comercio, con un importante desequilibrio en favor de Argelia, debido a las importaciones de energía que causan cierta distorsión. España importa, en promedio, de 5.000 a 6.000 millones y las exportaciones son de entre 2.000 y 3.000 millones”. El Sr. Busquets no ha escondido en este sentido, su deseo de que el volumen comercial se mueva a una velocidad mayor. `Esperamos que la reunión del jueves sea una oportunidad para dar un fuerte impulso a nuestras relaciones´, argumentó.”

Algerie Soir recoge que España ha emitido 70.000 visados para argelinos en 2012. Señalan que en su vista: “Rajoy estará acompañado por seis ministros, incluyendo Asuntos Exteriores, Interior, Infraestructura, Industria, Energía y Turismo, Educación y el Secretario de Estado de comercio. Se firmaran una serie de acuerdos de cooperación en campos como la protección civil, la energía, el turismo, el deporte y la cultura. El embajador español en Argelia, el Sr. Gabriel Busquets, reveló que España es el tercer mayor cliente de Argelia, con un volumen de 5.600 millones de dólares en importaciones y el cuarto proveedor con 2.300 millones. Y señaló que los consulados de España en Argel y Orán han dado 70.000 visas de entrada a la Península Ibérica a argelinos en 2012.”

El Moudjahid ve la cumbre como una oportunidad para impulsar inversiones productivas. Aseguran: “La firma en 2002 del Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación entre los dos países ha consolidado los vínculos existentes. Como prueba, el balance de los últimos diez años se considera `muy positivo´. La 5ª Cumbre argelino-española será una oportunidad para dar un nuevo impulso a la cooperación bilateral en todos los ámbitos, incluido el fomento de la inversión productiva y la creación de asociaciones”.

Print Friendly, PDF & Email