La reacción en Marruecos a la decisión judicial española de procesar a 11 altos cargos del país por genocidio en el Sahara Occidental ha sido de “extrañeza”. Así lo asegura el comunicado del gobierno y es también el tono que domina en los medios marroquíes. Se muestran críticos con el caso y con el momento elegido para dar a conocer el auto y sobre todo con el Juez Ruz, al que acusan, sin nombrarlo directamente, de intentar perjudicar las relaciones bilaterales. Pero parece haber un intento de dejar al margen al gobierno español y resaltar la fase “serena y prometedora” de la relación hispano-marroquí.

La Nouvelle Tribune asegura: “no hay que hacerse ilusiones”. El artículo titulado: “Poursuites en Espagne contre des Sécuritaires marocains: Faut pas rêver!” se hace eco del asombro que ha producido en Marruecos el auto del Juez Ruz. Señala que se trata de un nuevo intento de exhumar un viejo caso “vano y plagado de errores factuales graves e incoherencias que rayan el ridículo”. Critica que desenterrar ahora este “pseudo caso” en vísperas de que se cumplan los plazos anuales de la ONU relativos a la cuestión del Sahara marroquí obedece a “oscuras motivaciones” y la búsqueda de “gloria personal” del juez, al que acusa de ponerse al servicio de “tejemanejes” que pretenden afectar a las relaciones bilaterales hispano-marroquíes, resaltando que éstas atraviesan ahora una de sus fases más serenas y prometedoras.

Telquel destaca que Marruecos se ha sorprendido por las acusaciones de la justicia española. Explica que el auto contiene acusaciones de una asociación saharaui de “genocidio” contra 11 altos cargos marroquíes y tras conocerlo el ministerio de Asuntos Exteriores ha manifestado su “sorpresa”. Recogen que el gobierno marroquí ha comunicado su disposición a “cooperar plenamente con las autoridades españolas”, pero rechaza de pleno todo proceso judicial en el extranjero contra ciudadanos marroquíes por hechos presuntamente cometidos en territorio nacional y en un periodo histórico “muy particular” y con circunstancias “específicas vinculadas a hostilidades armadas” de otra época.

Al Bayane enfatiza que es una inaudita decisión judicial española que afecta a 11 ciudadanos marroquíes. Su artículo señala que Marruecos ha tomado nota con “extrañeza” del auto, pero asegura que el momento elegido da una “clara imagen” de las partes e están detrás de estas maniobras y desvelan sus fines políticos reales, denuncia el ministerio de asuntos exteriores en un comunicado, añadiendo que “es lamentable que algunos individuos, con oscuros motivos y en busca del lucimiento personal, pongan sus responsabilidades en el seno del sistema judicial español, al servicio de maniobras que tienen como objetivo las relaciones hispano-marroquíes, que atraviesan, en este momento, una de sus fases más serenas y prometedoras.

Aujourd’hui le Maroc habla de la “extrañeza” producida por la decisión judicial. Su noticia  se titula “Extrañeza” y recoge el comunicado del ministerio de asuntos exteriores y de la cooperación que denuncia que es el mismo expediente que se intentró rescatar en 2007. Añade que las supuestas “correcciones” aportadas desde entonces confirman la falta de credibilidad de este asunto y su “carácter injusto”.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio mencionado.