El diario francés apunta que por primera vez desde 1986, la balanza de pagos de España está en positivo, especialmente gracias a las exportaciones. Incluso habla de “giro” en Europa al “exportar España y consumir Alemania”. Por su parte el Financial Times destaca que la actividad manufacturera ha aclanzado su mayor nivel en cuatro años en nuestro país.

 

Le Monde destaca la balanza de pagos positiva y habla de giro en Europa al exportar España y consumir Alemania. La crónica de Sandrine Morel dice: “España ha registrado en 2013 un balanza corriente positiva de cercas de 7 000 millones de euros para el conjunto del año. Lo que significa que no está obligada de vender deuda en el extranjero para reducir su déficit comercial. Este bueno resultado se debe en gran parte al incremento de las exportaciones, del 5,1%, combinado con una reducción de las importaciones del 0,9%. El alza de las inversiones directas y el récord histórico de frecuentación turística han sido otros factores de mejora. Jamás, desde que el país entró en la Unión Europea, Madrid ha sido capaz de financiarse sola.

 

Desde junio de 2013, la tendencia se ha invertido.” El excedente de la balanza corriente es testigo de la corrección de varios desequilibrios y de la nueva confianza que inspira el país. Esta confianza también se ha reflejado con el descenso de los tipos de interés de la deuda pública que han pasado por debajo de la barra del 2%. Los españoles, sin embargo, siguen estando afectados por un paro de masa (el 26% de la población activa) y por las consecuencias de la política de austeridad severa aplicada estos tres últimos años.”

Financial Times se fija en el aumento de la actividad manufacturera. Explica: “En España, cuarta economía del bloque, el PMI Manufacturero subió del 52 al 52,5, el mayor nivel en cuatro año. Las cifras refuerzan las afirmaciones de Madrid de que la recuperación económica del país está cogiendo ritmo. Y hace poco que se revisaron al alza las previsiones de crecimiento para este año. La publicación de los datos del PMI Manufacturero llega antes de la votación sobre política monetaria en el Banco Central Europeo del jueves. La mayor parte de los economistas esperan que los responsables políticos mantengan sin variaciones los tipos de interés dada una inflación ligeramente superior a la esperada en febrero.”