Dos prestigiosos diario financieros internacionales recurren a analogías con personajes de la popular serie de televisión “Barrio Sésamo” para explicar el plan del gobierno español para Bankia. Resaltan que la situación se parece cada vez más a la de Irlanda y ven a Rajoy “confuso”.


(Foto: Flickr/Bankia)

El Financial Times ve a Bankia como el Monstruo de las galletas que se come los activos y al BCE como el Conde. El análisis que firma de Jospeh Cotterill describe el plan del gobierno español como “altamente poco ortodoxo” y hace una metáfora sobre la forma en la que el Gobierno inyectará capital en Bankia recurriendo a una escena de Barrio Sésamo: la entidad sería el monstruo de las galletas que se quiere comer “los activos bancarios” mientras Mario Draghi, del BCE, sería el conde que los quiere contar. Al final, encuentran una forma de cooperar.

Aunque el texto añade: “Hemos estado dandole vueltas a esto. Pero lo más que podemos decir, es que recuerda extrañamente a los rescates de los bancos irlandeses. España parece haber reconocido que la prima del mercado sería demasiado alta para vender los bonos necesarios para cubrir Bankia. (¿Significa eso que la alternativa de recurrir el BCE supondría que España busca un rescate?). En sí mismo, esto es bastante sorprendente.”

El International Business Times cree que Rajoy da una imagen a lo Rana Gustavo, confuso y algo verde. El texto dice “después de semanas de centrarse en Atenas, el juego de adivinanzas preferido ahora en Wall Street es averiguar la manera en que Madrid piensa lograr semejante cantidad de dinero en efectivo, en un momento en el que hay casi a diario protestas en las calles de una ciudadanía con un 24% de paro, un deficit intratable y un motín por los prestamistas internacionales que ha impulsado los costos de endeudamiento a niveles insostenibles.

Y el caso de Bankia tiene más en común con los personajes de Barrio Sésamo que de Wall Street. Jugando el papel protagonista en la saga de la banca está el primer ministro español, Mariano Rajoy, quien ofrece una impresión similar a la de la rana Gustavo, confuso y algo verde en su intento de poner coto al circo que tiene ante él al tiempo que trata de evitar también las críticas de sus `alocados co-protagonistas´. Rajoy parece estar arrastrandose entre las distintas opciones para un rescate.” El texto también define a Aurelio Izquierdo, ex alto ejecutivo de Bankia, como un “avaro, caprichoso cerdita Peggy” por la elevada indemnización que percibirá.