La decisión de acoger el Aquarius en España fue un acto de “gran simbolismo” para intentar sacudir a Europa en el tema de la inmigración y sacarla de su “política de la avestruz”. El nuevo ministro de exteriores español, Josep Borrell ha dado una entrevista conjunta a varios diarios europeos (Financial Times, Guardian, Le Monde, Stampa y Süddeutsche Zeitung) en la que ha explicado la posición del gobierno español y defendido la necesidad de que la UE aborde la cuestión con más ambición y sobre todo de forma conjunta “al ser un problema conjunto”.

El ministro de Asuntos Exteriores español quiso en su encuentro con los corresponsales de los cinco medios internacionales dejar clara la posición del gobierno español en el asunto de los refugiados al señalar que se trata “de un problema compartido y que tiene que ser abordado como tal”. En este sentido, Josep Borrell defendió que la decisión de acoger el Aquarius fue de un “acto de alto simbolismo” pero con un objetivo: “provocar una reflexión y sobre todo una reacción ante el problema inmigratorios, porque Europa está haciendo política de avestruz” en este campo.

Ante la pregunta de cómo valoraba la reacción del ministro de Interior italiano que calificó de “victoria” la decisón española, Borrell ironizó con que la “victoria es de los que van en el barco, que no sabríamos donde estarían de no ser por España”. Pero el político socialista evitó criticar a las autoridades italianas e incidió en una idea: “La inmigración no es un problema italiano, ni era griego ayer, ni español pasado mañaña. Si Europa tiene una frontera exterior común, no puede dejar sola a Italia y mitar para otro lado.” Y dejó otra advertencia: “Salivini fue elegido en base a un programa sobre la inmigración que no comparto, pero no puede decirse que haya sido inesperado”.

Tras la entrevista conjunta, cada medio elegió destacar en el titular un aspecto concreto de las palabras de Borrell. Así, The Guardian y Le Monde pusieron el foco en la denuncia de la “política del avestruz” en la UE, mientras The Financial Times enfatizaba que Borrell pedía “más ambición” a Bruselas en esta cuestión. Por su parte de Süddeutsche Zeitung optaba por resaltar su advertencia “hay que tener cuidado de que Schengen no colapse” y el italiano, La Stampa, elegía subrayar que el “Aquarius es un símbolo para sacudir la Unión Europea”.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido. 

Print Friendly, PDF & Email