Fue de los primeros en apoyar a Donald Trump desde Wall Street y ahora podría recibir como recompensa una embajada en España. Es lo que afirma sobre Duke Buchan III, un artículo del prestigioso New York Times y lo que barajan otros diarios estadounidenses. Este inversor, enamorado de la cultura española y aficionado al polo, se ganó, al parecer su sitio en el círculo íntimo de Trump con una donación de 898.000 dólares y ahora es uno de los candidatos mejor colocados para suceder a James Costos, el carismático embajador de Obama en España, que dimitió poco antes de la toma de posesión del nuevo presidente de EEUU.

Buchan trabajó en Merril Lynch en los años 90 y luego en Maverick Capital, pero fundó en 2001 su propio hedge fund, Hunter Global Investor, que llegó a gestionar 1.500 millones de dólares, aunque la crisis de la deuda en Europa le pasó factura y le obligó en 2011 a cerrarlo a inversiones externas. Según destacan los medios de EEUU, siente una gran vinculación con la cultura y el idioma español, que incluso promociona activamente, y ahora ambiciona el puesto de embajador en un país de habla hispana, preferentemente España, aunque también podría recalar en Argentina o Uruguay.

El New York Times afirma que la gran apuesta de Duke Buchan por Trump puede darle una embajada en España como recompensa. Explica que antes de posicionarse a favor del nuevo presidente, Duke Buchan III era una figura relativamente anónima de Wall Street. Tuvo su propio hedge fund hasta 2011 y éxito relativo en sus inversiones, pero no es un billonario, ni un gran nombre. Sin embargo resalta que en un momento en el que la mayoría de la gente de Wall Street evitaba apoyar a Trump o lo hacía por Hillary, el apostó con fuerza, donando con su mujer, 898.000 dólares, el máximo permitido por ley, al fondo por la victoria del magnate. Y apunta que aunque los Buchan conocían a la familia Trump porque sus hijos fueron a la misma guardería en Nueva York, tras la generosa donación de a su campaña, la relación se intensificó y colocó a Duke en el “círculo intimo” del nuevo presidente.

 

Pone de relieve que esto puede suponer que Buchan reciba una “jugosa recompensa” en forma de embajada en España, Argentina o Uruguay. Aunque apunta que el inversor anhela especialmente el alto puesto diplomático en Madrid, porque se declara un enamorado de la cultura española “en todas sus formas”, habla con solvencia el idioma y sostiene que el año que pasó en Sevilla de estudiante “transformó su vida”.

CNBC destaca que uno de los primeros apoyos de Trump en Wall Street puede ser embajador en España, Argentina o Uruguay. Explica que decidió cambiar su apoyo de Jeb Bush a Donald Trump en la primavera pasada y donó lo máximo permitido por la ley y pasando a acompañar al candidato en mítines, la convención republicana, los debates e incluso su toma de posesión. Recuerda que Buchan siempre mostró su ambición de ocupar algún día un puesto de representación en algún país hispano, ya que se declara una enamorado de la cultura e idioma españoles e incluso creó un fondo para promover su estudio. Y resalta que ahora suena como posible embajador para España, Argentina o Uruguay.

The Politico también afirma que Trump baraja a Duke Buchan para la embajada en España. En un artículo de en el que repasan los candidatos a los principales puestos diplomáticos en la administración de Donald Trump, menciona a Buchan. Explica que el equipo de transición del nuevo presidente ya informó al inversor en enero de que se le estaba considerando para el puesto en Madrid.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.