El inicio este lunes de la operación arqueológica de búsqueda de los restos del autor de Don Quijote en un convento de Madrid es ampliamente destacado por la prensa extranjera. Recogen que España intenta cuatro siglos después de su muerte “hacer justicia” a su más grande escritor y que en la búsqueda de los restos de Cervantes se utlizarán dispositivos de alta tecnología.

BBC destaca que la búsqueda de los restos está liderada por investigadores forenses con radares de gran capacidad. Dice: “Científicos forenses españoles han anunciado sus planes para buscar en un convento de Madrid el cuerpo del autor del siglo 17, Miguel de Cervantes. Utilizarán un radar de penetración de tierra para tratar de localizar los restos del célebre autor de El Quijote. Los expertos dicen que se espera que el trabajo de escanear, exhumar y analizar cualquier hallazgo llevará varios meses.” Su corresponsal Tom Burridge ha tuiteado una foto del gran interés mediático por la búsqueda.

NBC señala que España intenta 4 siglos después hacer justicia a un gran hombre. Asegura: “Aunque Miguel de Cervantes es el escritor más famoso de España y su novela Don Quijote ha sido durante siglos uno de los clásicos mundiales, murió antes de su obra se hiciera popular. Se cree que fue enterrado en una pequeña iglesia del convento del tamaño de un pasillo, sin un centavo  con heridas de guerra cuando falleció. Cuatro siglos después, España tiene la intención de hacer justicia al gran hombre.”

The Guardian detalla la exploración de alta tecnología para encontrar al autor de Don Quijote. Explica: “Durante años, Fernando de Prado sintió que se enfrentaba a molinos de viento en su búsqueda para encontrar los restos del escritor español Miguel de Cervantes. Pero el lunes, el historiador y su equipo empiezan una búsqueda de alta tecnología de uno de los autores más importantes de la literatura occidental. Se registró que Cervantes murió el 22 de abril 1616 y fue enterrado al día siguiente en el convento de las Trinitarias Descalzas, en el corazón de Madrid, pero el lugar exacto es desconocido. El Sr. Prado y su equipo barrerán cada centímetro del convento con equipos de radar de penetración de tierra, del tipo utilizado en investigaciones CSI. “

Fox News destaca que España busca ahora los restos de su más grande escritor. Explica: “Miguel de Cervantes, el más grande escritor de España, era un soldado de poca fortuna. Fue enterrado en una minúscula iglesia de un convento no más grande que el hall de una casa normal. No se supo más de él, hasta que el redescubrimiento de una novela con un personaje excéntrico llamado Don Quijote lo rescató del olvido. Para entonces, nadie podía recordar dónde estaba su tumba. Ahora España quiere hacerle justicia.”

Liberation habla de un georadar para Cervantes. Explica: “Un grupo de científicos pondrá en marcha la primera fase de la investigación en pos de los restos del escritor utilizamdo un georadar. `Este dispositivo nos da la ubicación, pero luego viene el trabajo delicado para los arqueólogos forenses que llegar hasta los huesos y determinar si son de Cervantes´, dijo Luis Avial responsable de esta primera fase de la investigación.”

The Hindu ironiza hablando de “búsqueda quijotesca”. Recoge: “Hasta hace poco, la búsqueda del sitio exacto del entierro era impensable. `La tecnología y los medios científicos no existían para diferenciar un esqueleto de otro. Pero cuando empecé a oír hablar de todos estos avances, pensé: ¿por qué no intentarlo?´ explica el Sr Prado. Así comenzó una difícil búsqueda de financiación de cuatro años. La crisis económica en España hizo que la aventura fuese difícil de vender. `La gente veía sólo el costo, no el potencial´ recuerda de cuando  engatusaba a la ciudad de Madrid y patrocinadores internacionales.”

The News Zealand Herald apunta que la búsqueda de Cervantes costará 100.000 euros. Recoge: “Los arqueólogos están en una expedición para descubrir los huesos perdidos de Miguel de Cervantes, autor de las aventuras del caballero Andante Don Quijote de la Mancha, casi 400 años después de muriera sin dinero y prácticamente desconocido. El proyecto de 100.000 euros para encontrar la última morada del hombre acreditado por ser el padre de la novela moderna comienza este lunes.”

Print Friendly, PDF & Email