El diario aleman ve el enfrentamiento entre Cataluña y España como el mayor desafío interno para Rajoy y destaca su actitud conciliadora. El Frankfurter Rundschau también analiza la cuestión pero apunta que el presidente se equivoca al negar el referendum.

Un encuentro entre Artur Mas y Mariano Rajoy
(Foto: Flickr/La Moncloa)

Frankfurter Allgemeine Zeitung señala que Rajoy, ante el mayor desafío interno desde la Transición, no quiere “echar más leña al fuego”. La crónica de Leo Wieland apunta: “Para España este año hay bastante en juego. Madrid se encuentra ante la prueba de fuerza con el nuevo gobierno regional catalán del presidente de Artur Mas, que apuesta abiertamente por una ruptura con España. Se trata del mayor desafío interno para la monarquía parlamentaria ibérica desde la Transición.

Mientras el jefe de Gobierno Rajoy no quiere echar más leña al fuego y ha ofrecido a Mas un encuentro en Madrid `cuando él quiera´, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha dado una estacada jurídica declarando que el proyecto de referéndum es `ilegal´. Entretanto, los socialistas españoles, la mayor fuerza de la oposición en el país, no son de gran ayuda porque están divididos. No obstante, en la búsqueda de una solución nacional, Alfredo Pérez Rubalcaba quiere proponer ahora una reforma constitucional con un nuevo modelo para un Estado federal español, que se construiría según el modelo alemán o suizo.”

Frankfurter Rundschau cree que Rajoy se equivoca al negar la consulta porque duda que la mayoría de los catalanes quieran realmente separarse. El análisis que firma Martin Dahms se titula “Separatistas por terquedad” y sostiene: “El gobierno español deniega a los catalanes la posibilidad de votar sobre su independencia, una actitud legalmente correcta pero que políticamente denota una gran falta de inteligencia. Probablemente el gobierno Rajoy esté cometiendo un grave error con su denegación, puesto que de este modo únicamente promueve la sensación de muchos catalanes de ser víctimas de un tozudo nacionalismo español.

En estos momentos es más bien dudoso que la mayoría de los catalanes realmente quieran separarse de España. Pero cuanto más tiempo actúe el gobierno en Madrid como si pudiera permitirse hacer oídos sordos ante el llamamiento a un referéndum, tanto más podrían dar los catalanes un giro hacia el separatismo, aunque sólo sea por terquedad.”

Print Friendly, PDF & Email