La prensa internacional ha recogido ampliamente la suspensión de la imputación de la hija menor del Rey Juan Carlos en el caso Noos. Explican que es una decisión de la Audiencia de Palma tras el “sorprendente” recurso de la fiscalía. Algunos señalan que la Infanta queda “absuelta”, pero otros como Le Figaro apuntan que será la única de los cinco miembros del consejo del Instituto que no sea interrogada por el tribunal.

Imagen de previsualización de YouTube
[Euronews recoge la suspensión de la citación]

El New York Times habla de que la “sorprendente” apelación de la fiscalía ha sido ahora respaldada por los jueces y detalla las reacciones políticas. La crónica de su corresponsal Rapahel Minder explica: “En un movimiento sorprendente, la justificación del juez para imputar a la princesa -al considerar que sabía que su marido había estado usando su nombre y estatus para lograr acuerdos de negocios sospechosos- fue apelada por la fiscalía, que argumentó que no había pruebas suficientes para vincularla directamente en el funcionamiento de la fundación (…)

Alfonso Alonso, el portavoz parlamentario del gobernante Partido Popular, dio la bienvenida a la decisión judicial como “bueno para todos.” Y añadió: `Si el proceso ha demostrado algo, es que en España todo el mundo es igual ante la ley´. Algunos políticos de la oposición acusaron a la familia real y al gobierno de presionar al tribunal de Palma para que desestimara la citación.”

Los Angeles Times dice que la Infanta ha sido absuelta de las sospechas. El texto de Lauren Frayer asegura: “Cristina fue citada el 3 de abril, pero el tribunal suspendió el procedimiento contra ella días más tarde y pospuso su comparecencia ante el tribunal. En ese momento, los ministros del gobierno instaron a una rápida resolución del caso y expresaron su preocupación por el daño que podría causar a la reputación de España. El fallo por 2 a 1 de un tribunal de apelaciones de tres jueces en la isla mediterránea de Mallorca convierte en permanente esa suspensión y Cristina ya no está considerada como objeto de investigación.”

Le Figaro destaca que la Infanta será la única entre los cinco miembros de la dirección del Instituto Noos que no comparezca ante el juez. La crónica de su corresponsal Mathieu de Taillac explica: “La Infanta Cristina no irá al tribunal. Al menos no de inmediato. La hija menor del rey de España fue llamada por el juez hace un mes al sospechar que había participado en los negocios demasiado buenos de su marido, Iñaki Urdangarín acusado de corrupción, malversación y evasión fiscal. Sin embargo, el propio fiscal se opuso a esta decisión, y la Infanta apeló a la Audiencia Provincial de Palma.

El martes, los tres jueces que vieron la apelación tomaron su decisión: la imputación de la Infanta se declara `sin efecto´. Resultado: de los cinco miembros de la dirección del Instituto Noos, la fundación en el centro del escándalo, sólo la Infanta podría evitar pasar por la puerta de l tribunal. Ya que Urdangarín, su socio en aquel momento, Diego Torres, la esposa de éste y el secretario de la Infanta Elena y Cristina comparecieron todos ante el juez. Al comienzo del caso, el Rey Juan Carlos se distanció de su yerno y proclamó: `La justicia es igual para todos´. La expresión es ahora motivo de debate en España.

El Daily Telegraph recuerda que el PP había calificado de “malo para la imagen de España” la imputación. Asegura: “El caso ha profundizado el descontento público con la familia real.

Ricardo Sixto, diputado de Izquierda Unida en la oposición dijo: “Si hubiera sido cualquier otro ciudadano, los cargos se habrían mantenido y habrían tenido que comparecer ante el tribunal.´ Sin embargo el gobernante Partido Popular -de quien tres de sus ex tesoreros han sido acusados de delitos que van desde el soborno al lavado de dinero y la evasión fiscal- había dicho previamente que los cargos en contra de la princesa eran malos para la imagen de España.”

El Washington Post se hace eco de la desestimación de la citación de la infanta en un caso de fraude. Apunta: “La Audicencia de Palma de Mallorca ha dicho que acepta la apelación de la comparecencia de la Infanta Cristina de 47 años para ser interrogada en un caso sobre la presunta malversación de fondos públicos por su marido Iñaki Urdangarin y su ex socio de negocios. El tribunal aceptó el argumento de la fiscalía de que no había pruebas suficientes de la participación de la princesa en los negocios del Instituto Noos, pero dijo que todavía podía ser llamada a responder a las preguntas sobre el posible fraude fiscal y el blanqueo de dinero.”

La Tribune de Geneve señala que la suspenión de su comparecencia es un “respiro” para para la hija del Rey de España. Dicen: “La hija del rey de España, consigue asi un respiro en el caso de corrupción que tiene como objetivo sobre todo a su marido y que ha sumido a la monarquía en una crisis sin precedentes.”

Rzeczpospolita dice que la audiencia anula el fallo que consideraba que sí existía pruebas contra la Infanta. dice: “El Tribunal español ha retirado la imputación de la hija del Rey Juan Carlos. La decisión de la Audiencia de Palma de Mallorca anula el fallo anterior del juez José Castro, no obstante, si aparecen nuevas pruebas en este caso, la Infanta de 47 años puede ser acusada de nuevo?? se desprende del comunicado del tribunal. “