Otro año más la movilización masiva de catalanes en su fiesta nacional ha tenido un gran impacto en los medios internacionales, que además resaltan que en este 2017, por la proximidad con el 1-O, la reivindicación del derecho al referéndum ha sido más fuerte y evidente que nunca. La mayoría prefiere no entrar en la guerra de cifras sobre la asistencia y habla de cientos de miles de catalanes, aunque algunos como The Guardian, Reuters, La Libre Belgique o NRC, sí mencionan que hubo “alrededor de un millón de personas “. Pero en general se subraya que la Diada ha vuelto a ser un acontecimiento masivo y añade la presión de la calle al gobierno de Rajoy de cara a su respuesta ante el referéndum previsto. En contrapartida, dos grandes medios como Wall Street Journal y Bloomberg, señalan que el apoyo al movimiento independentista está “menguando”.

New York Times señala que otra masiva protesta independentista añade presión a Rajoy y sugiere que los catalanes podrían tomar las calles si fracasa el 1-O. La crónica de Raphael Minder destaca que cientos de miles de catalanes celebraron su fiesta nacional tomando el centro de Barcelona. Considera que esto añade presión al gobierno de Madrid que ha declarado ilegal el referéndum, aunque los líderes catalanes se muestran dispuestos a organizarlo aunque puedan enfrentarse a cargos criminales. Y pone de relieve que muchos catalanes insisten en que aumentaran sus protestas si se impide el referéndum o el resultado no es vinculante, recurriendo a comparaciones con la desobediencia civil que permitió la conquista de los derechos de los negros en EEUU.

The Guardian apunta que cerca de un millón de catalanes “salen en masa” a la calle antes del referéndum. La información del diario británico es de su corresponsal Sam Jones y apunta que por sexto año consecutivo la Diada ha sido usada como protesta política por el movimiento independentista, pero en esta ocasión tiene además lugar a tres semanas del 1-O que planea la Generalitat. Añade que a pesar de que el gobierno central se ha comprometido a impedir el referéndum, los catalanes mantienen su intención de organizarlos y las encuestas reflejan que una gran mayoría quiere tener el derecho a votar. Aunque advierte que las encuesta también indican que los catalanes están divididos sobre la independencia, ya que el último sondeo de julio apunta que el 49% está en contra, mientras un 41% la apoya.

Wall Street Journal afirma que los catalanes se manifiestan por la secesión pero las encuestas muestran que “mengua el fervor”. La información del diario de EEUU es de Jeannette Neumann y se hace eco de que cientos de miles de catalanes levantaron banderas independentistas y cantaron durante el día nacional de la región el lunes en Barcelona, pero sus líderes afrontan una disminución del apoyo a la separación de España. Se hace eco de la encuesta de la agencia catalana de junio que muestra que el 35% de los catalanes apoya ahora la independencia, mientras en 2013 ´la cifra llegó al 49%.

Liberation dice que en la Diada los catalanes desfilan para “liberarse del yugo español”. La noticia del diario francés que firma su corresponsal François Musseau apunta que la fiesta nacional local de Cataluña ha movilizado “particularmente” este año al tener lugar 20 días antes del referéndum independentistas que Madrid considera ilegal. Recuerda que desde 2012, las Diadas se destinan a reivindicar la independencia y reunen a una multitud considerable, siendo especialmente densa la de este año porque muchos cree que es el mejor argumento para forzar al gobierno de Rajoy a tolerar la votación del 1 de octubre.

Suddeustche Zeitung apunta que la manifestación de masas en Barcelona evidencia que no será tan fácil de contener el movimiento independentista catalán. La crónica de Thomas Urban habla de “señales que no se escuchan” y considera que la manifestación de masas de la capital catalana durante la Diada en favor de la independencia de Cataluña envía un mensaje claro al gobierno central de Madrid: no será tan fácil de contener el movimiento de independencia catalán sólo con el fiscal. Y recurre a una metáfora literaria al describir el conflicto como una historia de “orgullo y prejuicio”.

Bloomberg apunta que los independentistas catalanes están perdiendo impulso. La crónica de la agencia de EEUU es de Esteban Duarte considera que la manifestación anual de la Diada no logró igualar la asistencia de los últimos años y cree que el movimiento independentista está perdiendo apoyo al estar teniendo un efecto disuasor en los moderados la ofensiva legal contra los planes del referéndum del 1-O. En concreto recuerda que Mariano Rajoy ha advertido de que cualquiera que ayude a organizar la votación “ilegal” puede ser perseguido criminalmente. Y afirma que aunque la estimación de la asistencia a la Diada de Barcelona varia según las fuentes, en general hay consenso en que fue menor que la de años anteriores.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido. 

 

Print Friendly, PDF & Email