Dos diarios italianos analizan los últimos datos económicos referidos a España e Italia y constatan que la recuperación de la economía española supera a la italiana. Pero difieren en ciertos matices. Il Sole 24Ore habla de una “prima de riesgo” en economía real que favorece a una España con mejores datos y perspectivas que Italia en crecimiento del PIB, demanda interna, exportaciones y paro. Por su parte Il Fatto Quotidiano hace notar que el modelo español ofrece algunos equívocos: una deuda pública disparada, una estimulación del PIB vía déficit y la abundancia contratos de temporales y en turismo en la reducción del paro.

Il Sole 24 Ore destaca que el spread entre España e Italia se amplía a la economía real. El análisis es de Morya Longo explica que más que el diferencial entre los bonos del Estado, – que considera ampliamente “dopado” por los bancos centrales y por los flujos de capitales en busca de algo en lo que invertir- habla de una “prima de riesgo” en la economía real que marca la diferencia entre Italia y España. Recoge que las previsiones italianas hablan de un crecimiento “lacónico” del PIB, de demanda interna en descenso y de un paro en aumento. En cambio destaca que España reduce su paro, la demanda interna muestra señales de recuperación y el PIB ha crecido un 0,6% en el segundo trimestre.

 

También señala que aunque las exportaciones van bien en ambos países (y son el mayor estímulo para la solidez del PIB), en España van “mucho mejor”: +8,1% en marzo, frente al 3,3% italiano. Todo esto hace que los inversores aunque sean conscientes de los desequilibrios de España y tengan alguna duda sobre la naturaleza de esta “mini-recuperación”  ven los progresos, la reestructuración del sistema bancario y que el gobierno de Rajoy empieza a recoger los primeros dividendos de sus dolorosas reformas. El artículo España parece ante los ojos de quienes invierten, como un país que está “tratando de recuperarse de la crisis”.

Il Fatto Quotidiano detalla los equívocos y la cara B del modelo y la “recuperación” de España. El texto de Marco Palombi sostiene que hay un equívoco que circula por Europa sobre el  crecimiento español. Dice que incluso lo ha aceptado Matteo Renzi que ha asegurado “España, que ha realizado las reformas, está por delante de nosotros”. Pero señala que este supuesto dividendo de las reformas -y en especial de la reforma laboral- es discutible. Sostiene que lo que ha hecho España es un modelo que gusta a Bruselas y a la derecha: una devaluación interna ante la imposibilidad de devaluar la moneda en la Eurozona.  Pero el texto menciona la “trayectoria explosiva” emprendida por la deuda pública española que ha pasado del 40% al 100% de PIB en pocos años.

 

Y además hace referencia a otro dato que raras veces se recuerda: la relación déficit-PIB de España en 2013 se ha situado en el 6,5% y este año será de 7%. Considera que Madrid está haciendo exactamente lo que en Italia no se puede decir: estimular el crecimiento en déficit. Apunta además que el aumento del empleo que se cita a menudo como señal de la “recuperación española” es casi siempre temporal y se debe sobre todo al sector de los servicios, especialmente el turismo, mientras que continúan en crisis la industria y la agricultura. El artículo plantea “¿Estamos seguros de querer el modelo español?”

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)