El rechazo de algunas plataformas de defensores de la Sanidad Pública española a la donación de 320 millones de euros del fundador de Zara para comprar equipos de detección de cáncer ha llegado a medios de todo el globo que muestran cierta sorpresa por el revuelo. Apuntan que el gesto de Amancio Ortega es bastante inédito en España, donde no existe una cultura de mecenazgo como en EEUU u otros países y señalan que esto puede haber motivado parte de la controversia. Resaltan que muchos pacientes y médicos han elogiado y agradecido la donación “que sirve para salvar vidas”, pero también destacan argumentos de que quienes la critican por considerar que la Sanidad Pública no puede depender de donaciones de particulares. Y consideran que esta polémica tiene su raíz en los recortes aplicados al sistema público que han afectado seriamente a la Sanidad y al “cansancio” de los españoles con la austeridad.

Le Figaro apunta que la generosidad del “millonario creador de Zara” divide España. La crónica de su corresponsal Matthieu de Taillac detalla que Amancio Ortega ha ofrecido 320 millones de euros para la lucha contra el cáncer en España. Pero señala que el gesto del mecenas que califica de “inédito” en un país en el que la cultura filantrópica está poco desarrollada, ha sido “diversamente apreciado” en el sector de la sanidad española que ha sufrido la austeridad. Por un lado destaca el video de Tina Fuertes, la andaluza enferma de cáncer que ha dado las gracias Ortega por la donación y defendido “los enfermos no tenemos tiempo. Dejad que nos ayuden” como ejemplo de quienes apoyan y agradecen el gesto de Ortega. Pero apunta que también hay una parte de la sociedad que lo está criticando, sosteniendo que se trata de “limosna” y que costear la sanidad es responsabilidad de las administraciones públicas.

Bloomberg apunta que la “caridad” de Ortega provoca elogios pero también enfado en un país en donde las donaciones a hospitales no se ven igual que en EEUU. El artículo de Charles Penty y María Tadeo recoge el agradecimiento de Tina Fuentes y otros pacientes a Amancio Ortega por distribuir parte de su fortuna de 84.000 millones de euros para luchar contra el cáncer. Pero pone de relieve que esto ha disgustado a trabajadores de la sanidad pública que denuncian  que no se tendría que recurrir a la generosidad o caridad de personas y organizaciones para sostener el sistema. Apunta además que la donación de Ortega evidencia la falta de equipos en la Sanidad pública tras los recortes. Y señala que esta controversia refleja en el fondo las diferencias en la opinión pública entre España y países como EEUU, donde es común que hospitales e instituciones incluso pasen a llamarse como grandes donantes. Explica que esto en España aumenta la preocupación de que los servicios públicos tengan que agradecerse a individuos privados.

Europe 1 se sorprende de la polémica pero apunta que evidencia el “cansancio” de los españoles con la austeridad. Señala que la donación de 320 millones de euros de Ortega para luchar contra el cáncer sorprendentemente no ha gustado en España porque se defiende que la sanidad pública debe depender del dinero público y no la caridad privada. También señala que “se le cierra la puerta en las narices” al fundador de Zara reclamándole que pague todos sus impuestos. Y se advierte de que aunque se entienden algunos de los argumentos, este rechazo genera incredulidad porque se trata de una donación para luchar contra el cáncer y salvar vidas. Añade que además Zara es un éxito en España y al contrario que otras marcas fabrica en Europa. Y considera que esta polémica pone de relieve el “cansancio” del pueblo español tras años de austeridad y grandes sacrificios y de su cólera ante las desigualdades.

La Croix destaca que en España el mecenazgo provoca revuelo. El texto de Valerie Demon señala que la donación de 320 millones de euros por parte del millonario Amancio Ortega al sistema de sanidad pública español ha provocado polémica. Cita a médicos que la califican de “donación populista” y reclaman más inversiones públicas en sanidad advirtiendo de las dificultades que atraviesa el sector. Pero menciona también a otros que se muestran sorprendidos por el rechazo porque “podrían comprenderse los argumentos si viviéramos en un mundo ideal, pero la realidad es otra” y resalta que por ejemplo en Galicia, la primera comunidad que ha recibido equipos gracias al fundador de Zara, se “trata mejor y más rápido” a los pacientes. Y considera que la polémica muestra hasta qué punto los españoles no conocen lo suficientemente la filantropía y el mecenazgo y tienen prejuicios al respecto.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.