La primera valoración en los grandes medios internacionales de la comparecencia del presidente del Banco Central Europeo es casi unánime: ha decepcionado a los mercados. Recogen que Draghi ha dado garantías de que comprará bonos, pero sin acciones concretas que respalden sus palabras y dilatando la ayuda a países como España.

El Financial Times destaca la decepción de los inversores con Draghi. El diario apunta que “la bolsa y el euro han caído y el dinero está volando a bonos refugio después de que el Banco Central Europeo haya fallado al no presentar propuestas concretas para trazar una línea bajo la crisis fiscal de la eurozona”. Recogen también que el presidente del Banco Central Europeo “se prepara para nuevas compras de bonos, pero deja claro que el fondo de rescate debe acutar antes.”

El Wall Street Journal señala que las acciones del BCE no respaldan sus palabras. Explican que “los mercados dieron marcha atras cuando quedó claro que el presidente del BCE, Mario Draghi, no iba a respaldar con medidas -hoy, por lo menos – sus contundentes palabras de la semana pasada. El BCE no anunció ningún nuevo programa, ni la reapertura de ningún programa moribundo. Y también dejó sin cambios las tasas de interés. Después de unas manifestaciones predicando contra la especulación, un chorro de agua fría ha golpeado a los mercados.”

El New York Times recoge que el BCE da garantías, pero no actúa. Su artículo dice: “El Banco Central Europeo ofreció garantías de que comprará bonos en alianza con el fondo de rescate europeo, segun explicó el presidente del banco, Mario Draghi, respaldando su promesa de evitar la desintegración de la unión monetaria del euro. Sus declaraciones de la semana pasada provocaron un repunte bursátil mundial al concluir los inversores que se estaba preparando una intervención enérgica en los mercados de bonos. Muchos analistas habían advertido de una reacción a la contra del mercado si el BCE, enfrentandose a la oposición alemana, no presentaba una nueva iniciativa importante. Y los mercados financieros inicialmente han considerado que las promesas de Draghi no son lo suficientemente concretas.”

La BBC destaca que se esperaban más detalles y acción inmediata de Draghi. Explican “los mercados europeos han caído después de que el presidente del Banco Central Europeo Mario Draghi dijera que saldrán con algun tipo de ayuda a los países del euro con problemas “en las próximas semanas”. Los analistas esperaban más detalles y acción inmediata. También dijo que la ayuda del BCE sólo se dará si los propios gobiernos cumplen determinados compromisos. Las bolsas española e italiana han caído más del 4%, mientras su primas de riesgo han aumentado considerablemente.”

Reuters resalta que la intervención del BCE empezará como pronto en septiembre. Su crónica sostiene: “El Banco Central Europeo se prepara para comprar bonos italianos y españoles en el mercado, pero sólo actuará después de que los gobiernos de la zona euro hayan activado los fondos de rescate para hacer lo mismo, según ha dicho su presidente Mario Draghi. La intervención del BCE comenzará como muy pronto en septiembre y dependerá de que los países con problemas en los mercados de bonos hayan presenten dicha solicitud y aceptado  unas condiciones estrictas y supervisión. Los mercados financieros se han mostrado decepcionado por este anuncio, ya que algunos inversores interpretaron los comentarios de Draghi, la semana pasada como una señal de una acción inminente más que futura y condicional.”

Le Figaro apunta que se esperaba un gran anuncio de Draghi y no lo ha sido. Aseguran que “el Banco Central Europeo está dispuesto a ayudar a España e Italia, pero con condiciones. El anuncio ha supuesto la caída de las bolsas en Europa. Los mercados esperaban un gran anuncio por parte del Banco Central Europeo (BCE) este jueves. Y no lo han obtenido. El Presidente del guardian de la moneda única, el italiano Mario Draghi, ha decepcionado durante su conferencia de prensa mensual. al no precisar ni al forma ni las condiciones de la ayuda.”