El resultado de las elecciones generales de este 20N es recogido ampliamente por los medios internacionales. En una primera valoración, los titulares se dividen entre los que destacan la gran victoria del partido de Rajoy y los que subrayan la dura derrota de los socialistas. Tanto lo uno como lo otro se achaca al demoledor impacto de la crisis económica en España, más que a los méritos concretos de los contendientes. Algunos medios también subrayan la dificilísima situación que afronta el nuevo presidente, al que siguen definiendo como ambiguo y esquivo.

Imagen de previsualización de YouTube
[Euronews: El PP apalea a los socialistas]

Financial Times destaca: “Mariano Rajoy lleva al centro-derecha español del Partido Popular a la victoria electoral más grande en su historia, relegando a los socialistas al desierto político y convirtiéndoles en las últimas víctimas de la profunda crisis europea de deuda soberana. En su discurso, Rajoy se comprometió a ejecutar un gobierno incluyente para tratar de restablecer la economía de España y su reputación internacional. La victoria del PP anuncia el último cambio de gobierno en la zona euro – después de los de Irlanda, Portugal, Grecia e Italia -, como resultado de la crisis de deuda soberana regional que ha llevado ya a los tres primeros a pedir un rescate.”

Le Monde sostiene: “Mariano Rajoy, al poder por desgaste”. Asegura “Misterio. Es el estilo de Rajoy: nunca se revela, siempre prefiere la ambigüedad, no cerrarse puertas con una propuesta muy específica. Incluso sus más cercanos colaboradores dicen ignorar lo que trama este hombre que definene como “reservado”, “determinado” y “serio”. Llevado por el rechazo al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero más que por la adhesión a su persona – nunca ha sido popular – o por el programa de su partido, se pasó la campaña mirando su reloj, ansioso de llegar a votación sin caer en el error que habría removilizado el electorado socialista, mientras que el tornado financiero que barre el sur de Europa apuntaba directo a España en los últimos días. Esto no es nuevo: el candidato conservador ha hecho del equívoco y de esquivar sus principales activos en su carrera política.”

Daily Telegraph apunta: “España, quinta víctima de la era de depresión europea. Se enfrentan a la mayor crisis nacional desde la Guerra Civil y su voto por un cambio radical es a todas luces inútil, incluso aunque la democracia como en este caso debe al menos ser respetada. El nuevo gobierno de Mariano Rajoy tiene muy pocos instrumentos de política a su disposición y no puede hacer nada en solitario en esta última etapa para evitar una espiral de muerte dentro de la camisa de fuerza de la UE. El destino inmediato de su país se encuentra totalmente en manos de Alemania, el núcleo de acreedores AAA, las autoridades de la UE y el Banco Central Europeo, el nexo de poder de decisión política que, en conjunto determina si a España le será lanzado un salvavidas o será empujada más en la depresión y la catástrofe social.

El New York Times titula:”El voto en España le da el poder a los conservadores”. En el texto explican “Los españoles que luchan contra el alto desempleo y una contracción del crédito han emitido un voto de castigo a casi ocho años de gobierno socialista en las urnas el domingo, volviéndose hacia el conservador Partido Popular, con la esperanza de aliviar el sufrimiento por la crisis de la deuda de Europa. El Partido Popular, liderado por Mariano Rajoy, ha ganado 186 asientos y una mayoría de gobierno en un parlamento que cuenta con 350 asientos. Los socialistas sólo han logrado 110 asientos, una pérdida de 59 escaños y el peor desempeño del partido desde la transición de España a la democracia en la década de 1970.”

El Wall Street Journal asegura: “La crisis condce a los conservadores hasta la vistoria en la elecciones en Eapaña.”Las elecciones han estado marcadas por la crisis económica, un factor que está dinamitando el mapa político de toda Europa, y que ha llevado al PP a los mejores resultados de su historia. Los analistas coinciden en señalar que, aunque la política de austeridad defendida por Rajoy ayudará a proyectar una imagen mejor de España, la percepción fundamental de los mercados no variará demasiado.”

El Washington Post asegura: “España se inclina a la derecha al echar los votantes a los socialistas. La crisis de la deuda europea se cobra otro gobierno.  Los conservadores de centro-derecha en España han barrido convincente para llegar al poder en el poder y al sillon caliente económico el domingo al “tirar a la basura” los votantes en pleno persistente desempleo de un 21,5% al gobierno socialista en el poder -la tercera vez en igual cantidad de semanas que la crisis de deuda en Europa ha derrocado a un gobierno. La votación en el país con mayor tasa de desempleo de la eurozona y un lugar central en la saga de la deuda europea crisis ha venido cuando los problemas del continente causan estragos financieros en todo el mundo.”

La BBC recoge:  “El Partido Popular de centro-derecha de España ha logrado una resonante victoria en las elecciones parlamentarias dominadas por la profunda crisis de la deuda del país. Con casi todos los votos escrutados, el PP, liderado por Mariano Rajoy, tiene asegurada una clara mayoría en la cámara baja. El Partido Socialista, que ha gobernado España desde 2004, ha admitido la derrota. Rajoy, del que se espera que haga frente a las deudas del país en medio de un lento crecimiento y alto desempleo, dijo que era consciente de la “magnitud de la tarea que tiene por delante”. La derecha se encamina a su mayor victoria desde el final de la dictadura de Franco en 1975.”

The Guardian dice: ” El conservador Partido Popular de Mariano Rajoy ha logrado una victoria aplastante en las elecciones generales de España, heredando altísimos niveles de desempleo y una de las economías más sacudidas de Europa. Los socialistas han perdido un tercio de sus asientos al rechazar los votantes un gobierno que presidió una drástica caída económica que ha dejado a una 23% de españoles sin trabajo. Con el PP habiendo ganado 186 de los 350 escaños en el parlamento, se le ha dado a Rajoy de 56 años de edad vía libre para llevar a cabo reformas radicales e imponer austeridad en un intento de darle la vuelta al país”.

A pesar de que Rajoy de 56 años de edad, es un apóstol de control del déficit y la liberalización, ha sido deliberadamente vago sobre sus planes para no asustar a los votantes. Ahora tiene que nombrar a su ministro de economía. Ha dicho en el pasado que estaría contento de elegir a alguien de fuera del partido, por lo que puede terminar nombrando a un tecnócrata favorable al mercado. Nuevos recortes de gasto además de los ya impuestos por Zapatero corren el riesgo de volcar al país en la recesión. Y también pueden ser enérgicamente rechazados por el pacífico movimiento “indignado” que se tomó las plazas de las ciudades anteriormente este año.

Le Figaro resalta: “Rajoy quiere tomar tan pronto las riendas de la nacion. El contexto económico así lo requiere, se dice en la derecha. Porque España está bajo la presión de los mercados financieros: la víspera de la votación, la prima de riesgo de su deuda soberana rozó los 500 puntos … y rompió todos los récords. Los inversores esperan que un gobierno fuerte y legítimo marque el curso de la recuperación económica. El resultado de las elecciones, claramente, debería ayudar a Rajoy en esta tarea. Nunca, en efecto, el Partido Popular (PP) había acumulado tanto poder en España. Admemás de la mayoría en ambas cámaras, el Congreso y el Senado, hay que añadir el dominio territorial de la derecha tras el 22 de mayo.” Aunque avisan que el PP tiene ahora “un mes para la transición y seis meses para convencer”.

Deutsche Welle sostiene: “El nuevo lider español tiene una oportunidad de hacerlo bien. Mariano Rajoy, nuevo primer ministro de España no tendrá mucho tiempo para felicitarse por su victoria electoral. El 9 de diciembre, en la próxima cumbre de la Unión Europea, su compañera conservadora Angela Merkel va a querer saber qué planes concretos tiene para España de cara a encontrar una manera de salir de su crisis de deuda y presupuestaria.

Durante la campaña electoral, ha sido posible que el líder de la oposición hiciera sólo  proclamas generales. Rajoy tendrá que empujar ahora y aplicar recortes de austeridad mucho más duros y un aumento de impuestos que su predecesor socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, para armar un paquete de ahorro de unos 10 millones de euros.” Y vaticiana un fuerte rechazo en la calle y del 15M

Corriere della Sera habla del “triunfo de Rajoy y los populares en las elecciones españolas” y destaca las palabras de Rajoy que ha logrado la mayoría absoluta y el mejor resultado de siempre para su partido: “No hay milagros pero le haremos la guerra a la crisis”

La Repubblica apunta: “La crisis entrega España a la derecha. Rajoy obtiene la mayoría absoluta. Los socialistas se desploman a un mínimo histórico. Un resultado anunciado, efecto del alto precio pagado por la recesión del país. Buen punto para la independencia vasca. España sólo tiene dos puntos rojos??en un mar de azul: las provincias de Barcelona y Sevilla, los únicos en donde, por un pelo, los socialistas siguen siendo el partido más grande. El nuevo mapa político es el resultado de un día que, como era de esperar, tiene la dimensión de punto de inflexión histórico para un país que está luchando desde hace meses en una crisis económica y el avance financiero.

Print Friendly, PDF & Email
1 replica a este post
  1. El pp ha conseguido sólo 552.683 votos más que en el 2008 reafirmando mi teoría de que tienen un voto sectario que se repite a lo largo de la historia en la misma proporción con el censo de electores de España…
    Muchos no han entendido esta realidad y está bien la presencia de grupos minoritarios en el parlamento pero será totalmente inútil ya que han regalado esta mayoría de 4 años al partido que no ha recibido más del 50% (44´62% de votos electores)…
    Esta bien el castigo al psoe por no arriesgar en sus medidas, sobre todo en no proponer cambiar la ley electoral que a la larga le ha perjudicado hasta cierto punto por tener 10 escaños más, pero ¿4 años de mayoría absoluta ppera?…¿no nos hemos pasado?…el tiempo lo dirá…

    La única esperanza de que se cambie la ley electoral es que el psoe arriesgue…