Medios de todo el planeta se han hecho eco en los últimos días del uso de tarjetas de crédito opacas por parte de 86 directivos y consejeros de Caja Madrid y Bankia. Señalan que es la “última sorpresa” que la investigación sobre el colapso de la entidad ha deparado a los españoles. Recogen que con las tarjetas se desviaron 15 millones de euros para pagar gastos personales. Señalan que en el escándalo están implicados banqueros, pero también políticos -y mencionan especialmente a Rodrigo Rato, ex presidente de Bankia y del FMI- y sindicalistas. Añaden que ésto vuelve a evidenciar la “íntima relación” de la clase política española con las “ahora desacreditadas” cajas de ahorros en España.

NOTICIA ACTUALIZADA: The Irish Times dice que el escándalo daña la imagen de España

Financial Times apunta que escándalo de las tarjetas fantasmas persigue a las élites españolas. Explica que Caja Madrid vuelve a estar en el ojo del huracán al conocerse que altos ejecutivos y asesores utilizaron tarjetas de crédito corporativas “fantasmas” para gastos privados por valor de 15 millones d  euros. Explica que las tarjetas fueron utilizadas por al menos 86 banqueros, políticos, funcionarios y dirigentes sindicales entre 2003 y 2012, que no eran parte de la remuneración ordinaria y que se destinaron en gran medida para pagar restaurantes, hoteles, ropa y otros gastos privados. Y apunta que el caso es una nueva evidencia de la íntima relación entre los líderes políticos y las ahora desacreditadas cajas de ahorro regionales ya que de los 86 titulares, 27 eran miembros del PP, 15 de la oposición socialista, cinco de Izquierda Unida y 10 dirigentes sindicales.

New York Times destaca que Rato ha sido acusado, junto a otros, de uso irregular de las tarjetas del banco. Explica que el ex presidente de Bankia, cuyo colapso en 2012 sumió a España en una crisis que requirió un rescate internacional, ha sido acusado, junto con docenas de otros incluyendo a Miguel Blesa, de hacer un amplio uso personal de tarjetas de crédito de la compañía. Recuerda que Rato fue también director gerente del FMI. Y señala que la investigación 86 usuarios de las tarjetas de crédito, muchos de los cuales estaban conectados a la política española, los sindicatos e incluso la familia real, y formaban parte de un sistema financiero español en el que las cajas de ahorros, como Bankia, estaban estrechamente controlados por políticos.

The Guardian habla del “estilo de vida derrochador” de los directivos de Caja Madrid y Bankia. Explica que nuevas evidencias han puesto al descubierto el “derrochador estilo de vida” de los directores de otrora poderosa caja de ahorros española, Caja Madrid, incluso aunque la institución fue llevada a la crisis. Señala que los 83 directivos recibieron cada uno tarjetas de crédito en negro cuya factura colectiva alcanza los 15 millones de euros en un período de 10 años. Y apunta que el dinero costeó sobre todo viajes de placer y compras, con 3 millones de euros gastados en restaurantes.

Les Echos resalta que ex- directivos de Bankia habrían desviado 15 millones de euros con las tarjetas. Señala que poco más de dos años después de la apertura de la investigación judicial sobre la salida a bolsa de Bankia, España todavía no está a salvo de sorpresas. Y recoge la revelaciones que han provocado un escándalo de que 86 miembros de la dirección y el Consejo de Administración de Caja Madrid, una de las siete cajas de ahorros que formaron Bankia en 2010, se habrían gastado  entre 2003 y 2012, casi 15,5 millones de euros utilizando tarjetas “al margen de los circuitos ordinarios de tarjetas de empresa”.

Frankfurter Allgmeine recoge las dimisiones provocadas por el “negro asunto” de las tarjetas. Recuerda que el rescate de Bankia costó más de 20.000 millones de euros, pero en ese mismo tiempo los funcionarios de la entidad gozaban de crédito en “negro” que es un nuevo escándalo. Y destaca la declaración del ministro de Economía, Luis de Guindos que aseguró “me revuelve el estómago”.

Channel News Asia apunta que la investigación por los “extravagantes gastos” con las tarjetas provoca vergüenzas y dimisiones. Apunta que las acusaciones de que los ex jefes del banco español rescatado, Bankia, incluyendo al ex directos del FMI, Rodrigo Rato, pasaron gastos extravagante de ocio personal con tarjetas de crédito de la empresa, desencadenaron renuncias y disculpas con vergüenza. “

ACTUALIZACION:

The Irish Times apunta que el escándalo de las tarjetas daña la imagen de España. La crónicade su corresponsal Guy Hedgecoe constata que las revelaciones de cómo ejecutivos y consejeros del un banco español recibieron tarjetas de crédito para gastar libremente en artículos personales y sin controles aparentes han asestado un duro golpe a los esfuerzos por restaurar la imagen del sector financiero del país. Añade que una serie de figuras públicas se han visto obligadas a dimitir de sus cargos tras saberse que habían utilizado las tarjetas. Muchos eran políticos del gobernante Partido Popular (PP) y el principal opositor, PSOE, o figuras sindicales de alto nivel. Y apunta que el escándalo ha tocado también a la familia real al conocerse que Rafael Spottorno, consejero privado del rey Felipe VI, gastó 224.000 euros con una de las tarjetas.

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)

Print Friendly, PDF & Email