España tiene unas 200 clínicas ginecológicas de fertilidad, más que nadie en Europa, que acogen “con los brazos abiertos” a parejas heterosexuales, homosexuales o mujeres solteras de todo el mundo que tienen problemas para tener hijos. Lo resaltan varios diarios galos, como L´ Express o Le Parisien y algunos anglosajones que explican que desde 2006 y gracias a una de las “legislaciones más flexibles de Europa”, España atrae una enorme cantidad de “turismo médico” y en particular a quienes buscan tratamientos de procreación asistida, un sector en el que el país es “punto de referencia”. Aunque señalan algunos riesgos.

No es la primera vez que medios galos ponen de relieve que España se ha convertido en el destino preferido de las francesas para tratamientos de fertilidad y también Der Spiegel ha destacado cómo el “turismo reproductivo” ha crecido exponencialmente en los centros españoles.

L´Express enfatiza que con 200 centros de fertilidad, España es el Eldorado de la reproducción asistida. Explica que de las 5.000 personas que cada año van al centro IVI de Madrid, un 20% son extranjeras, gracias a que en España la legislación es “una de las más flexibles de Europa” y autoriza tratamientos prohibidos en muchos otros países. Y enfatiza que la fuerte tradición de donación de órganos que hay en España ha facilitado que las mujeres españolas sean también las que más ovocitos donan. Detalla cómo hay en torno a 200 centros ginecológicos, el mayor número de Europa y se busca desarrollar el “lucrativo” turismo médico privado. Aunque advierte de que no todos los tratamientos tienen éxito y de que en algunos casos los embarazos logrados son de riesgo y lo tienen que asumir los sistemas sanitarios de los países de origen.

Le Parisien pone el foco en el éxito de las clínicas españolas. Resalta que desde 2006, en España las mujeres de más de 18 años, solteras o en pareja heterosexual u homosexual tienen acceso por ley a las técnicas de reproducción asistida. Recoge casos concretos de mujeres extranjeras, en su mayoría por encima de los 40 años que en sus países ya no pueden someterse a los tratamientos, que han logrado tener hijos gracias a las clínicas españolas. Resalta que éstas se “desviven” por los clientes extranjeros, facilitándoles la comunicación en sus idiomas nativos y con unos precios muy competitivos. Recoge que en 2014 los centros de fertilidad españoles facturaron 355 millones de euros y se espera que la cifra siga creciendo entre un 5 y un 6% hasta 2016 y menciona específicamente el éxito del IVI y la clínica Eugin.

The Local señala que el retraso en la edad de tener hijos, una legislación “indulgente” y la demanda extranjera han hecho de España el sitio al que ir para tratamientos de fertilidad. Apunta que en los centros españoles se realizaron en 2011, según los datos de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología, 15.600 tratamientos de fertilidad,  en comparación con los 3.300 de la República Checa, los 2.100 de Reino Unido y los 1.100 de Bélgica. Y entre las circunstancias que han hecho de España el punto de referencia para la reproducción asistida destaca la normativa, la gran cantidad de óvulos donados y el hecho de que las clínicas españolas acepten a mujeres hasta los 50 años.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email