Varios medios internacionales se hacen eco de que la agencia de rating considera ahora que la economía española está “claramente en vías de mejora”. Recogen que incluso prevé una recuperación de la demanda interna y descarta el riesgo de deflación. Sin embargo algunos análisis resaltan que el déficit y la deuda pública siguen siendo puntos débiles.

Financial Times advierte que el círculo virtuoso aún no se ha completado y el mercado espera mucho. El comentario de James Mackintosh dice: “Los bancos que se han cargado de bonos –los españoles e italianos en particular- se benefician directamente cuando caen las rentabilidades. Unos réditos menores también ayudan a las finanzas públicas y reducen los costes de financiación de bancos y empresas, lo que apuntala la economía, incrementa los ingresos fiscales y reduce los créditos problemáticos. A su vez ayudan a los bancos y aumentan la disposición de estos a prestar. Y las bajas rentabilidades de los bonos tienden a bajar más, lo que hace que los gobiernos parezcan más solventes.

Al menos, ésa es la teoría. Todo lo que tenemos hasta ahora son rentabilidades de bonos más bajas y precios de acciones más elevadas. Aún estamos a la espera del resto del círculo virtuoso. En vez de ser más positivos a corto, parece que los inversores están apostando a una recuperación adicional en el futuro para respaldar una recalificación de los bancos periféricos. Como mejoran las condiciones, parece tener sentido, pero el mercado espera mucho.”

France Press destaca que para Moody´s la economía española “mejora con firmeza”.  Recoge: “Aunque las exportaciones siguen siendo el mayor motor del crecimiento, la agencia de calificación espera también que la demanda interna contribuya positivamente al crecimiento a partir de este año‖, dijo en un informe Moody‘s. El Gobierno conservador del presidente Mariano Rajoy ha luchado por la estabilidad de las finanzas públicas subiendo impuestos, congelando los salarios públicos y reduciendo los gastos a pesar de airadas protestas callejeras. Sostiene que sus dolorosas reformas están rindiendo resultados. Pero advierte que el elevado déficit público y la consiguiente tendencia alcista de la ratio de deuda pública sigue siendo la mayor debilidad crediticia española”.

Reuters apunta que España mejora, pero las cuentas públicas son el punto débil. Señala: “La reactivación de la economía española está bien encarrilada, pero la debilidad de las cuentas públicas y el incremento de la deuda siguen siendo el principal lastre para la calificación crediticia de España, segun Moody’s. Añadió que espera un período prolongado de inflación muy baja en España, lo que dificultará el proceso de reducción de la deuda. Sin embargo, la agencia de calificación dijo que descarta un escenario de deflación.”

South China Morning Post señala que España aun tendrá que sentir dolor. Explica: “España comienza a cosechar elogios. Dos años después de estar al borde del impago de la deuda soberana, esta economía afectada por la crisis parece haber desaparecido. El rescate financiero ha terminado oficialmente, y los inversores están regresando a los mercados financieros españoles. Sin embargo, reconstruir la maltrecha economía española requerirá tiempo, y todo a cambio de un elevado precio. Si el mercado percibe aunque sólo sea un pequeño indicio de vuelta atrás, el flujo de dinero caliente saldrá rápidamente del país. Y España volverá a sentir el dolor una vez más.”

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)

Print Friendly, PDF & Email