Unos 500 inmigrantes sin papeles llegados a España el pasado lunes fueron enviados a la cárcel de Archidona en Málaga a pesar de que las leyes españolas lo prohíben expresamente. El Ministerio del Interior lo ha justificado como una medida “excepcional y provisional” ante la situación de colapso que viven los CIE y las últimas llegadas masivas a las costas españolas. Pero la noticia ha llegado a la prensa internacional, donde ha llamado, cuanto menos, poderosamente la atención y es señalada como algo sorprendente. Algunos medios resaltan que la mayoría de los retenidos son argelinos, pero sobre todo se mencionan, junto con las explicaciones del gobierno español, las críticas de las ONG que hablan de “escándalo” y de medida que “viola los derechos y garantías constitucionales”.

Al Arabiya plantea: “¿Por qué ha recluido España a cientos de inmigrantes argelinos en una cárcel?”. La noticia de la cadena de TV árabe resalta que España ha defendido tener en prisión a casi 500 inmigrantes que llegaron al país en barco ante la “falta de espacio en el centros de internamiento de extranjeros” y ante la alternativa de “enviarlos a campamentos como en otros países”, en palabras del ministro Zoido. Pero enfatiza que la decisión está siendo muy criticada por grupos de derechos humanos, como Málaga Acoge o el Servicio Jesuita a Migrantes, que señalan que la cárcel carece de los servicios necesarios para detectar un posible tráfico humano y “criminaliza injustamente” a estas personas. Añade que la mayoría de los inmigrantes llegados a España y enviados a la prisión de Archidona son argelinos.

Sud Ouest destaca que en España, casi 500 inmigrantes son alojados… en una prisión. El diario francés explica que “desbordado por el flujo de numerosos inmigrantes” llegados a España en los últimos días, el gobierno español anunció que unos 500 se iban a alojar en una cárcel cerca de Málaga, en contra de la opinión de las ONG. Recoge que desde el 16 de noviembre, según datos del Ministerio del Interior, han llegado a las costas españolas 962 personas, de los que 562 son argelinos. Explica que el ministro Zoido ha afirmado que España “no puede aceptar” que estas personas estén en libertad por temor a un efecto llamada para las mafias y justificado su reclusión provisional en la cárcel por ofrecer mejores servicios que un campamento. Pero subraya las fuertes críticas de grupos de derechos humanos que sostienen que es una decisión que “viola los derechos y garantías constitucionales”.

Novinite apunta que las ONG denuncian que 500 inmigrantes han sido ubicados en una cárcel en España. La agencia búlgara se hace eco de los datos de las autoridades españolas de que cerca de 1.000 personas han intentado llegar a las costas del país por barco, de los que la mitad fueron interceptados por guardias de seguridad cerca de Murcia. Y añade que éstos han sido llevados a una nueva prisión que aún no esté en funcionamiento en Málaga, ante las críticas de las organizaciones de derechos humanos.

France Info habla de “inmigrantes en prisión” en España al duplicarse las llegadas irregulares. Detalla cómo 500 inmigrantes han sido instalados en una cárcel cuya apertura está prevista para el año que viene. Explica que ante la superpoblación en los Centros de Internamiento de Extranjeros, el ministerio del Interior ha tomado esta decisión que las ONG califican de “escándalo”. Resalta que en este año 2017, las llegadas de sin papeles a España se han duplicado, rozando las 15.000 personas.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido. 

Print Friendly, PDF & Email