Dos días después de la votación en Cataluña, los analisis de NY Times, WSJ, Financial Times o The Guardian coinciden en señalar que el mal resultado de CiU aleja el fantasma del rederendum independentista catalán. Pero todos advierten que España no debería “regodearse” porque el problema de fondo y los agravios con Cataluña están lejos de haberse resuelto.

Mariano Rajoy y Artur Mas
(Foto: Flickr/La Moncloa)

El New York Times resalta que Cataluña marca su propio camino alejándose de su líder pero no elimina la preocupación. La crónica de su corresponsal Raphael Minder explica: “ahora el señor Mas tendrá que centrarse en el objetivo mucho menos noble de permanecer en el cargo, posiblemente mediante la formación de una alianza incómoda con otro partido separatista. Muchos políticos en Madrid y Barcelona han celebrado la caída en desgracia de Mas. En el corto plazo, el voto catalán puede dar el señor Rajoy un respiro inesperado, si embota el impulso de Mas y le enreda en la desordenada política interna catalana, donde lo más probable es que tenga que negociar con diputados que comparten su ambiciones separatistas pero no su agenda social y económica.”

Pero el diario apunta también que “la sensación de alegria por el mal ajeno que rodeaba a  Mas tras la votación pronto podría dar paso a nuevas preocupaciones sobre el futuro de Cataluña.” Y citan al economista Edward Hugh que señala que “cualquier aumento de la dependencia del señor Mas hacia diputados separatistas más radicales con el fin de permanecer en el cargo, puede volver a colocar el tema de la independencia en primera mucho antes de lo que muchos piensan.”

El NY Times se publica desde 1851 y está considerado como el más influyente de EEUU y el mundo. Es propiedad de la familia Ochs Sulzsberger y el magnate mexicano Carlos Slims también tiene parte del diario. Su tirada en marzo de 2012 fue de 779.731 ejemplares en papel y 807.026 suscriptores on line, lo que deja una circulacion total de 1.586.757. Además su website recibe más de 30 millones de visitantes únicos al mes. Su línea editorial está considerada como liberal/progresista.

El Financial Times cree que las posibilidades del referendum se han desvanecido, pero el problema sigue sin resolverse. El texto de David Gradner asegura: “Aunque los votantes han propiciado una mayoría independentista en el parlamento catalán, tantos los secesionistas como los unionistas lo han hecho lo suficientemente bien como para atrincherarse aún más y mantener su fuego cruzado sobre un problema que puede haber disminuido, pero de ninguna manera ha sido resuelto. El resultado electoral claramente ha quitado el viento de las velas del lider catalán.

El Sr. Rajoy sentirá con razón que ahora puede afrontar las desgarradoras crisis económica y financiera que envuelven a España sin temor inmediato de un enfrentamiento constitucional, algo a los que el resto de líderes de la UE darán la bienvenida.La pregunta ahora es si el primer ministro y su partido van a aprovechar esta oportunidad para buscar soluciones a los viejos agravios catalanes. Si se regodean en lugar de negociar, la presión por la independencia catalana no hará sino crecer, igual que en el País Vasco.” El texto sostiene que hará falta mucho liderazgo  para solucionar los resentimientos y cita a un veterano político  que apunta: “lo que hace que esto sea irresoluble no es Cataluña, es que no hay liderazgo”.

The Financial Times es un diario británico considerado referencia mundial en información económica.  Se fundó en 1888 y hoy pertenece a Pearson PLC, que también posee la mitad de la revista The Economist y que se ha fusionado con el grupo aleman Bertelsman (se especula con que el diario podría ser vendido).  En julio de 2012, tenía 600.000 suscriptores y 4,8 millones de usuarios registrados en su website que a su vez recibe más de 2 millones de visitas cada día de media. El FT defiende el libre mercado y la globalización. En cuanto a su línea ideológica ha respaldado a políticos como Thatcher, Reagan o Cameron pero también a Gordon Brown o Obama.  Se considera que sus editoriales suelen ser pro-europeos y pro-euro.

El Wall Street Journal sostiene que el camino hacia la independencia catalana es más tortuoso, pero advierte que no se debe subestimar su apoyo. ??Un resultado ambiguo en las elecciones parlamentarias del domingo ha dejado el camino de Cataluña hacia la autodeterminación más tortuoso que nunca, pocas semanas después de que el movimiento independentista en la rica región española cobrara un impulso extraordinario. Aunque partidos independentistas ganaron la mayoría en el Parlamento regional, los analistas consideran que la caída en el apoyo para el político que se hacía llamar líder del movimiento, el presidente catalán Artur Mas,  deja cojo de su progreso. Pero los problemas de Artur Mas no deberían llevar a Madrid a subestimar el profundo apoyo a la independencia que hay en Cataluña?.

El WSJ se fundó en 1889 y se le considera la biblia de la información financiera. Lo publica Dow Jones & Company, una division de News Corporation y pertenece desde 2007 al magnate australiano Rupert Murdoch, que también controla Fox News y el británico The Times. Su tirada en marzo de 2012 fue de 1.566.027 ejemplares en papel y 552.288 suscriptores on line, lo que deja una circulacion total de 2.118.315, la mayor de EEUU. Su línea editorial es conservadora y radicalmente a favor de la libertad y el libre mercado.

The Guardian alerta de la polarización en el debate y defiende más dialogo. La crónica de Giles Tremlett señala: “Artur Mas fue a la vez claro ganador y mayor perdedor de las elecciones, dejando en el aire su marcha hacia la condición de Estado independiente y marcando el comienzo de años de guerra sucia con Madrid. Para el resto de España, Cataluña sigue siendo un gran problema. Mas aún está en curso de colisión con Rajoy en su intento de cumplir su promesa de convocar un referéndum no vinculante que el gobierno considera ilegal. Los dos hombres pensaron que la confrontación entre ellos convenía a sus ambiciones electorales, y se envolvieron en las banderas de Cataluña y España, respectivamente. Ambos se equivocaron. La lección, sin duda, es que ahora hay que hablar.”

The Guardian es un diario británico fundado en 1821 y conocido hasta 1959 como The Manchester Guardian. Su editor es Alan Rusbridger y su línea editorial es de centro izquierda. Es propiedad del Guardian Media Group que también edita The Observer que controlaba hasta 2008 The Scott Trust, una fundación sin ánimo de lucro centrada en mantener la independencia del diario. Ahora pertenece al The Scott Trust Limited, una compañía que ya no es una fundación, pero mantiene los mismos preceptos. Fue el diario que destapó el escándalo de las escuchas telefónicas en Reino Unido que provocó el cierre del tabloide News of the world. En marzo de 2012 su circulacion fue de 217.190 ejemplares pero su website es la 2ª más popular entre los medios de Reino Unido, solo por detrás de la del Daily Mail.