El decreto ley del gobierno de Pedro Sánchez y su determinación en trasladar los restos del dictador español fuera del Valle de los Caídos siguen siendo noticia y son destacados en medios de todo el planeta. En general se interpreta como una “señal positiva” y una muestra de que existe la voluntad de lidiar con el pasado y el legado franquista, algo que le ha resultado muy difícil a España desde el regreso a la democracia. Abundan también las menciones al Valle de los Caídos como un lugar “inadecuado” para alojar los restos de Franco, ya “más que promover la reconciliación, le glorifica”. Un diario suizo incluso lo llama “Mausoleo de la vergüenza” y se enfatiza que existe un debate sobre qué hacer con el lugar, aunque muchos medios señalan que se trata de un asunto complicado que se ha politizado mucho últimamente. Y varios análisis señalan también que exhumar a Franco es un “paso adelante”, pero “no es suficiente” y piden que se profundice más en la explicación de lo que fue el franquismo y se afronte más profundamente el pasado para que “deje de ser una losa”.

Frankfurter Allgemeine dice: “No es el lugar correcto para un dictador”. El diario alemán en una crónica de su corresponsal Hans Christian Rossler explica que el gobierno español quiere exhumar los restos de Franco porque descansa en un monumento junto con víctimas de la Guerra Civil española. Apunta que hay oposición a este plan porque el pasado sigue “pesando sobre el país” y causa división. Describe lo que fue y lo que es hoy en día el Valle de los Caídos, donde se han duplicado las visitas. Aunque destaca la opinión de una mujer que asegura: “Este no es el lugar para Franco”. También apunta que hay un debate sobre el futuro del Valle de los Caídos, pero se ha complicado por intereses políticos. Recuerda que en 2017 hubo un “raro consenso parlamentario” para exhumar a Franco que apoyó incluso Ciudadanos. Pero advierte de que hoy no hay mayoría parlamentaria para aprobar una gran ley al respecto porque el tema “está muy politizado” y ahora la oposición de derechas “ha vuelto al modo campaña” y tanto C´s como PP se oponen.

The Guardian señala que España debería exhumar a Franco, pero no enterrar el “horror de su régimen”. En un artículo de opinión en el diario británico que firma su ex corresponsal y actual analista Giles Tremlett, destaca la decisión del gobierno español de trasladar los restos del dictador del Valle de los Caídos como un “paso positivo”. Pero considera que “no es suficiente” porque el lugar seguirá siendo un “odioso recordatorio de sus 36 años de gobierno”. Apunta que simplemente borrar los símbolos de Franco en vez de explicarlos, no ayudará a que los españoles entiendan lo que fue mal. Por eso apunta que una “mejor solución” sería la de convertir el Valle de los Caídos en un museo de reconciliación nacional y recuerdo, como propuso el comité de expertos de Zapatero hace cinco años. Defiende que esto obligaría a los españoles a enfrentarse a su pasado, “una tarea nada sencilla” y que obligaría a admitir que Franco fue apoyado por una amplia rama de la sociedad española y explicar cosas como que fue respaldado por EEUU, Francia o Reino Unido o su relación con la Casa Real española. Y aboga por que en el Valle de los Caídos se complete una “transformación más radical” para convertirlo en el “gran museo español de la Guerra Civil”.

Le Soir enfatiza que el gobierno español está determinado a exhumar a Franco “pese a las amenazas”. El periódico belga apunta que tras lanzar formalmente el proceso con un decreto ley el pasado 24 de agosto, el ejecutivo de Pedro Sánchez ha reafirmado su “firme determinación” en trasladar los restos del dictador fuera del Valle de los Caídos. Apunta que la familia y la Fundación Francisco Franco se oponen a la exhumación y han advertido del riesgo de incurrir en delitos como “prevaricación” y “profanación de sepultura”, pero el gobierno está decidido a sacar al dictador del “complejo monumental” en el que está enterrado junto con los restos de unos 27.000 combatientes franquistas y unos 10.000 republicanos.

The Irish Times considera que exhumar a Franco es la mayor señal de que España está dispuesta a lidiar con su “difícil pasado”. El rotativo irlandés, en un artículo de su corresponsal Guy Hedgecoe se hace eco del inicio del proceso para trasladar los restos del dictador de su “controvertida” tumba y considera que un “importante paso adelante” para el país en su lucha por afrontar su pasado. Apunta que la polémica por la decisión evidencia lo sensible que sigue siendo el legado de Franco 43 años después de su muerte. Añade que el Valle de los Caídos es un “incómodo recordatorio” de la dictadura porque no “promueve la reconciliación, sino que glorifica la memoria de Franco”. Detalla como al estar enterrado allí entre símbolos de su ideología, el lugar “causa repulsión” a muchos españoles. Señala que el plan del gobierno de convertirlo en un centro de memoria es aun “vago”, pero considera que exhumar a Franco de su “siniestro mausoleo” es la mayor señal de que España está dispuesta a ajustar cuentas con su pasado.

Mediapart dice que además de exhumar a Franco, España debería “exhumar el franquismo”. El digital francés en un texto de Antoine Montpellier recoge el chiste de Fontdevila que decía “Exhumar a Franco es ir a lo fácil. ¡Exhumemos el franquismo!” como resumen de su análisis. Defiende que trasladar los restos del dictador del Valle de los Caídos es “en parte una forma de hacer tragar su apoyo al encarcelamiento de políticos catalanes o de respetar los equilibrios presupuestarios de la UE… pero no deja de ser algo bueno”. Aunque considera que debería ser sólo una etapa para “desfranquizar” el país y no dejar que el gobierno de Sánchez piense que con esto “se salda la cuenta democrática”.

Le Temps califica el Valle de los Caídos de “mausoleo de la vergüenza”. El diario suizo publica un reportaje en el que visita la tumba de Franco en compañía de dos opositores anti-franquistas. Resalta que 40 años después de su muerte, el gobierno socialista española ha decretado su exhumación dela Basílica y se plantea el debate de qué hacer con el lugar. Apunta que frente a los llamamientos para convertirlo en un museo de reconciliación y de homenaje a las víctimas, los antifranquistas consideran que es imposible despojarlo de su significado, ya que “desde la misma cruz, todo se pensó como una forma de humillar a los vencidos”. Menciona además que la exhibición de símbolos franquistas no está prohibida en el lugar si no es en un acto oficial.

Le Journal de Cameroun considera que el mausoleo de Franco es un “engorroso monumento que divide España”. El periódico camerunés resalta que tras el plan del gobierno de trasladar los restos de Franco, se plantea el debate de qué hacer con el Valle de los Caídos, el “engorroso vestigio del franquismo en el que se han disparado las visitas en los últimas semanas”.  Recuerda que en 2011 una comisión de expertos durante el anterior gobierno socialista recomendó “resignificar” el lugar y añadir una exposición sobre su historia y las víctimas de la guerra. Aunque subraya que al llegar al poder el PP en 2012, consideró que atacar los restos del franquismo reabriría heridas y optó por ignorar el informe.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email