El dictamen de la comisión de expertos nombrada por el gobierno que recomienda exhumar a Franco y enterrarlo fuera del Valle de los Caídos ha sido recogido por numerosos medios internacionales. Todos explican que el Monumento sigue siendo un símbolo del franquismo, pero que ahora la decisión final sobre los restos del dictador dependerá del Gobierno de Rajoy, que es poco probable que esté a favor.

La tumba de Franco
(Foto: Flickr/Gabrelch)

El Washington Post apunta: “Expertos en España recomiendan sacar los restos de Franco fuera del Valle de los Caidos. Una comisión nombrada por el saliente gobierno socialista de España ha recomendado que los restos del general Francisco Franco sean exhumados de su tumba en el controvertido lugar conmemorativo de la Guerra Civil y entregados a la familia del dictador para su inhumación. Tal decisión depende ahora de una administración conservadora que está prevista que tome el poder el mes que viene y probablemente no esté a favor de la idea.”

La BBC explica: “La Comisión sostiene que el traslado de los restos de Franco transformaría el significado del sitio, convirtiéndolo en un lugar de homenaje a las víctimas de la brutal guerra civil de España. Pero esa idea está plagada de problemas. Tres miembros de la comisión votaron en contra – argumentando que reabriría las divisiones en España, y crearía tensión… Y los socialistas, que iniciaron este procesom acaban de perder las elecciones generales. Lo más probable es que el nuevo primer ministro vaya a hacer precisamente lo que la comisión le pidió que no haga y entierre el informe.”

ABC News recoge que “la comisión considera en su informe que el sitio debe ser designado oficialmente como un monumento a las víctimas de ambos bandos en el conflicto y los restos de Franco deben ser retirados porque el no murió en la guerra, sino por causas naturales en 1975. Mover los huesos de Franco ayudaría a convertir el sitio en uno de “homenaje a todas las víctimas de la guerra”, explican. La Comisión señaló que dado que el cuerpo de Franco se encuentra en una basílica en la base del Valle de los Caídos, su traslado depende de la Iglesia Católica porque que es quien tiene la jurisdicción sobre este lugar.

El Boston Globe explica: “además de los restos de Franco, el sitio conocido como el Valle de los Caídos contiene los huesos de cerca de 34.000 personas de ambos bandos de la guerra de 1936-39. Pero es símbolo de la época de Franco más potente y querido para la derecha española. Cuenta con una cruz de piedra de 150 metros  que se puede ver muy lejos del lugar a unos 45 kilómetros al noroeste de Madrid. La comisión de abogados, considera en su informe que el sitio debe ser designado oficialmente como un monumento a las víctimas de ambos bandos en el conflicto y los restos de Franco no deben estar en él porque no murió en la guerra.”

El Daily Telegraph sostiene: “El último dictador español, Francisco Franco debería ser exhumado de su lugar de descanso en un mausoleo cerca de Madrid y trasladado a un lugar designado por la familia, o a un lugar que se considere digno y más adecuado, segun la recomendación de una comisión oficial. La familia de Franco ha dicho que se opone a que su cuerpo sea retirado del Valle de los Caídos, un sensible lugar histórico, cerca de Madrid… Para muchos españoles, el sitio-memorial -excavado dentro de una montaña en parte gracias a los trabajos forzosos de miles de presos políticos- es el recordatorio de la era de Franco más potente y el que más división provoca.”

Le Parisien subraya: “La comisión de expertos nombrada por el gobierno socialista español, después de cinco meses de trabajo, estima que los restos del dictador deberían “ser trasladados a un lugar considerado apropiado por la familia”, segun el informe publicado el martes, zanjando un debate sensible en España y contradiciendo la opinión de la familia Franco. Desde 2007, el gobierno español comenzó la despolitización del “Valle de los Caídos” mediante la prohibición de los homenajes al “Caudillo”, antes de considerar el traslado de los restos del dictador, así como los de José Antonio Primo de Rivera, fundador de la Falange, a panteones familiares.”

ACTUALIZACI?N:

The Times apunta: “Franco ??debe ser exhumado de su mausoleo??. Según un controvertido informe gubernamental hecho público ayer, los restos del General Francisco Franco deberían ser exhumados del gran mausoleo donde yace y ser enterrados en otro lugar. A este respecto, uno de los lugares que se sugirieron fue en el Cementerio de El Pardo, sitio donde está enterrada su esposa. El Valle de los Caídos arroja una sombra simbólica en toda la vida política española como potente símbolo de un capítulo divisivo en la Historia d España.

José Luis Rodríguez zapatero, el presidente saliente, consideró este mausoleo como una vergüenza internacional y encargó a unos expertos que ofrecieran una solución Virgilio ero, uno de los miembros de la comisión, expuso que una organizar una exposición en este lugar en memoria de todos los que fueron asesinados durante la Guerra Civil, independientemente del lado en el que estuvieran, permitiría que futuras generaciones aprendieran del pasado. Es posible que le nuevo gobierno esté demasiado ocupado intentando sacar a España de una segunda recesión como para preocuparse del destino de los restos de un dictador fallecido.”

Gazeta Wyborcza explica: “Los expertos se muestran a favor de la exhumación y el traslado de los restos del general Franco. La necesidad de la exhumación y el traslado de los restos mortales la comisión la justifica con el hecho de que el general Franco no debe ser tratado como una de las 33 mil víctimas enterradas ahí. Zapatero ha explicado que Franco fue la única persona enterrada en el Valle que no falleció en la guerra civil ni en un conflicto sangriento, por lo tanto, su tumba distorsiona el sentido original del conjunto. Tres miembros de la comisión han presentado una opinión distinta en la cuestión del traslado de los restos del general, lo que no implica que hayan cuestionado ´el carácter evidentemente autoritario del régimen´. Además de resolver varios problemas legales y llegar a un amplio acuerdo político, la empresa requiere también el visto bueno de la Iglesia que siendo el anfitrión de la basílica tiene que dar su permiso”.

La Repubblica titula: “Fuera los restos de Franco. La última batalla que divide a España”. Y se pregunta: ” ¿Conseguirá la España democrática cancelar el último y más bochornoso monumento al ??Generalísimo? vencedor de la Guerra Civil y ??Caudillo? de una dictadura que duró treinta y seis años? La Comisión de expertos nombrada por el gobierno cesante ha establecido ayer que la única solución para transformar el Valle de los Caídos en un lugar compartido, símbolo de la reconciliación, sería la de exhumar y entregar a los familiares los restos del dictador para que lo entierren en otro lugar. La Comisión considera ??no vinculante? el deseo de la familia de Francisco Franco que, a través de su hija Carmen, ya ha manifestado toda su contrariedad a trasladar el cuerpo, pero tiene en consideración que el actual mausoleo forma parte de un lugar de culto y concluye diciendo que la última palabra le corresponderá en todo caso a la Iglesia española.”

Print Friendly, PDF & Email