El impacto que los atentados de Barcelona y Cambrils pueden tener sobre el conjunto de los musulmanes que viven en España y en concreto en Cataluña está siendo analizado por diversos medios globales. Se resalta que los ataques yihadistas han puesto a esta comunidad bajo “un duro foco” y que muchos de ellos temen que los ataques hayan puesto fin a la tolerancia y armonía que reinaba hasta ahora entre las distintas religiones en España.

NBC advierte de que los atentados han puesto a la comunidad musulmana catalana bajo un “duro foco“. Apunta que en Barcelona se han empezado a oír voces que expresan el temor de que la gran población musulmana que acoge pone a la región en particular riesgo de extremismo islámico. Y cita específicamente el artículo del “polemista” Alfonso Ussía en el “diario de derechas” La Razón que asegura que Cataluña se ha convertido en la “capital del salafismo en España” y que critica a los políticos locales por permitirlo. Se resalta que estos ejemplos evidencian como se ha puesto un “duro foco” sobre la comunidad musulmana en Cataluña, donde se encuentran el 30% de todas las mezquitas que hay en España. Recoge que muchos musulmanes se han manifestado en contra de los atentados y se están mostrando muy críticos con el radicalismo dentro de su propia comunidad. Pero recuerda que sólo en 2017, la policía llevó a cabo 11 operaciones antiterrorista en la región y existe el temor de que se creen “sociedades paralelas” en el centro de las grandes ciudades catalanas, en la que la gente no se integra.

Le Point resalta que los musulmanes de Barcelona temen perder su “España tolerante”. Explica que el imán del barrio barcelonés del Raval ha notado que la importante comunidad musulmana se ha “vuelto discreta” y que se ha instalado el miedo de que la armonía entre comunidades religiosas que reinaba en España ya no exista. Resalta que muchos tenían la sensación de vivir en un “pequeño oasis de comprensión” en el país, donde los partidos de extrema derecha están aislados, se acepta bien la diferencia y apenas el 4% de la población considera que la inmigración es un problema. Pero se hace eco de que muchos musulmanes residentes en Barcelona temen que los atentados  puedan “cambiar las cosas”, aunque destaca las numerosas manifestaciones de condena de los ataques a cargo de musulmanes y cómo algunas reacciones xenófobas han sido rechazadas por los propios españoles.

Washington Post pone el foco en las dificultades de Ripoll para reconciliar a locales con extremistas. Detalla cómo tras conocerse que los terroristas eran vecinos de esta localidad catalana, familiares y amigos están desgarrados entre el horror por el baño de sangre y el duelo por perder a jóvenes que creían conocer. Apunta que los 12 acusados de perpetrar los ataques no tenían historial de extremismo violento y que la policía insiste en que aunque hay un imán implicado, no tienen evidencias de que fuera en la mezquita donde los jóvenes se radicalizaron. Añade en cualquier caso que Cataluña es cada vez un mayor centro de extremismo y tensiones dentro de la comunidad musulmana. Y recuerda que un tercio de las detenciones llevadas a cabo en España en relación con el Estado Islámico fueron en esta región.

20 Minutes apunta que tras los atentados, la comunidad musulmana teme una España menos tolerante. Resalta que en los días posteriores a los ataques terroristas, numerosos musulmanes han expresado su emoción y condena resaltando que el “islam es paz”. Pero señala que están expresando también su miedo a que la forma en que los musulmanes eran mirados por la sociedad española cambie “a causa de unos barbaros”. Y cita al presidente de la Federación española de grupos islámicos que espera que el país “sepa hacer su parte” para no asimilar a todos los musulmanes con los culpables y evitar que el mensaje xenófobo se extienda.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email