Varios medios extranjeros se han hecho eco de que Baltasar Garzón tendrá que comparecer en persona ante el Tribunal Supremo el 24 de enero por la causa abierta contra él a raiz de sus investigaciones sobre los crímenes de la Guerra Civil. Y destacan que la fecha del juicio se ha conocido casi a la vez que el informe de los expertos que recomienda trasladar los restos de Franco. En el extranjero se ve como una demostración de que España aún no ha superado “las páginas más oscuras de su pasado”.

Baltasar Garzón
(Foto: Flickr/Ukberri)

Liberation destaca que noticia sobre el juez ha coincidido con la recomendación de los expertos de sacar los restos de Franco fuera del Valle de los Caídos: “Los proyecto del gobierno se han topado con la hostilidad de la familia y los partidarios del dictador, mientras que España, que votó en 1977 una ley de amnistía para los crímenes del franquismo, aún no ha completado su trabajo por la memoria. Esta delicada cuestión volverá a estar a la orden del día con el juicio al juez Baltasar Garzón, quien será juzgado a partir del 24 de enero por el Tribunal Supremo acusado de haberse excedido en sus poderes al tratar de investigar, en 2008, el crímenes del franquismo y la Guerra Civil.

Euronews apunta: Una comisión parlamentaria recomienda enterrar al “Caudillo” en una tumba familiar. El proyecto se incluyó en el programa de la izquierda, que perdió las elecciones generales. Aceptarán los conservadores continuar con él?… España sigue siendo perseguida por las páginas más oscuras de su historia. Un juez será pronto juzgado por haber sobrepasado sus derechos. En 2008, Baltasar Garzón quiso investigar los crímenes del franquismo y la Guerra Civil.

El Washignton Post apunta: “El Juez que persiguio a Pinochet y Bin Laden tendrá que ir a juicio el 24 de enero por su investigación de la guerra civil. Baltasar Garzon fue imputado y suspendido provisionalmente de su puesto en la Audiencia Nacional en 2010 por haber presuntamente violado su competencia al investigar las ejecuciones y despariciones de civiles en mano de seguidores del general Francisco Franco durante y después de la guerra de 1936-39.

Esos crímenes fueron objeto de una amnistía aprobada en 1977, dos años después de la muerte de Franco, cuando el país trató de poner aparte el dolor de la guerra y avanzar hacia la restauración de la democracia. Sin embargo, Garzón investigó todos modos. Su argumento es que las ejecuciones y desapariciones viniero de una campaña sistemática para aplastar a los oponentes y por lo tanto constituyen un crimen de lesa humanidad que no puede ser amnistiado.”

El Seattle Post Inteligencer destaca: “Fijado el juicio para el Juez español que investigó crimenes de guerra. El juez español famoso por haber perseguido a Augusto Pinochet y Osama Bin Laden tendrá que ir él mismo a juicio por haber supuestamente ido más allá de su jurisdicción en una investigación sobre crimenes en la Guerra Civil española. Si Garzón es condenado se enfrenta a una suspensión de hasta 20 años. Su abogado dijo que ese castigo tendría el efecto de terminar con la carrera del juez de 56 años de edad en España.

Antes de este caso de alto perfil, Garzón será juzgado el 17 de enero por supuesta mala conducta en un caso de corrupción que estaba llevando. También está siendo investigado por los pagos que recibió mientras daba clases en Nueva York en 2005 y 2006, durante un año sabático de su trabajo judicial en Madrid. Los tres casos marcan una espectacular caída en desgracia de un hombre polémico que es sin duda uno de los españoles más conocidos en el extranjero.”

Het Financieele Dagblad recoge: “el juez español Garzón tendrá que comparecer personalmente ante el juez el próximo 24 de enero. Garzón ha sido suspendido como juez, a raíz de de una investigación que había realizado acerca de las crueldades durante la Guerra Civil española. Garzón adquirió fama mundial por sus procesos contra personas como Augusto Pinochet y Osama bin Laden. El pasado año, Garzón fue inhabilitado en sus funciones como juez. Se acusa a este español de haber violado intencionadamente su jurisdicción al realizar una investigación sobre la ejecución y/o desaparición de más de cien mil ciudadanos durante la Guerra Civil española y durante los primeros años de la dictadura de Franco. El propio Garzón niega haber cometido error alguno. ?ste asegura que su investigación, que tuvo que paralizar contra su voluntad, era totalmente legítima.”

Print Friendly, PDF & Email