La batalla por garantizar el control español sobre la mayor empresa de aceite de oliva del país es analizada por varios medios extranjeros. Destacan que ante las ofertas de fondos extranjeros para hacerse con una participación de Deoleo, el gobierno está dispuesto a entrar en la compañía. Aunque desde fuera se señala que un paso así, podría ser visto como contrario a los esfuerzos por atraer inversión extranjera a España.

New York Times destaca que la batalla por la españolidad de Deoleo pone a prueba los esfuerzos del gobierno por atraer inversión extranjera. La crónica de Raphael Minder apunta: “Una batalla por la adquisición de Deoleo, la mayor compañía de aceite de oliva de España, pone a prueba la voluntad del gobierno español de que inversores extranjeros se hagan con el control de uno de sus principales sectores agrícolas. Al menos tres ofertas extranjeras se presentaron la semana pasada por Deoleo, incluyendo el Fondo Strategico Italiano, The Carlyle Group y The Rhone Group.

 

El gobierno ya ha advertido a cualquier comprador que no permitirá dividir los activos de Deoleo o reducir su apuesta por el aceite de oliva español. Para mantener Deoleo en manos españolas, el gobierno podría hacer una contraoferta, desde su holding industrial estatal, SEPI (sociedad Estatal de Participaciones industriales) y el apoyo de otros grupos industriales españoles y accionistas minoritarios actuales en Deoleo. Pero semejante contraoferta iría en contra de los recientes esfuerzos del gobierno para reactivar la inversión extranjera en España.”

Wall Street Jounral dice que es probable que el gobierno compre un participación en Deoleo. La crónica de David Roman señala: “Es probable que el gobierno español compre una pequeña participación en Deoleo antes de Semana Santa, según un portavoz gubernamental. Madrid busca garantizar un grado de control español del mayor productor de aceite de oliva del país ante la información de intentos de absorción por parte de firmas de capital privado y la estatal italiana Fondo Strategico Italiano.

 

Deoleo, fabricante de la marca Bertolli, fue puesto a la venta el año pasado por sus principales accionistas, un grupo de bancos españoles que están tratando de desprenderse de sus participaciones industriales. La información en los medios españoles sobre los intentos extranjeros para hacerse cargo de la empresa han provocado una rápida la respuesta del gobierno.”

Les Echos señala que la inquietud del gobierno se debe a que España necesita marcas capaces de exportar su aceite de oliva. El texto de Gaelle Lucas dice: “¿Puede perder su nacionalidad española el Nº1 del aceite de oliva embotellado? Es lo que teme el Gobierno de Mariano Rajoy que quiere asegurar una presencia española en el grupo: el gobierno teme que se desmiembre a Deoleo de sus marcas extranjeras, algunas de las cuales funcionan muy bien en el mercado norteamericano. España, primer proveedor a nivel mundial de aceite de Oliva, necesita grupos capaces de comprar y exportar el aceite español para dar salida a un stock que la demanda interna sola no puede absorber.”

(Esta noticia está incluida en el resumen de prensa internacional de radiocable.com)

Print Friendly, PDF & Email