El líder de Podemos fue entrevistado por la revista británica y habló de un “problema político trágico” en el País Vasco. Sus palabras han provocado una fuerte polémica con críticas de políticos y editoriales de diarios acusándole de falta de sensibilidad hacia las víctimas porque usó la expresión justo después de mencionar la dispersión de los presos etarras. Pero la polémica parece haber sido inflada por un error de traducción o por una mala interpretación, ya que en el contexto de la frase completa, parece claro que Iglesias se refería al conflicto vasco en su conjunto y no a los presos en concreto. Aunque Podemos parece haber aprovechado para “recoger el guante” y cuestionar la política de dispersión.

pabloIglesias-democracyNow

Curiosamente esta entrevista se publicó hace varias semanas, pero es ahora cuando ha causado revuelo. En el número de mayo/junio de New Left Review, Pablo Iglesias publica su artículo “Understanding Podemos” y además respondió a las preguntas de la publicación. Y en una de ella afirma:

“In the last few years, the conflict in the Basque Country has lost some of its centrality, which was essential to the regime, because of the ceasefire and then the abandonment of the struggle by ETA—though there are still between 400 and 500 prisoners being held in gaols hundreds of miles from their families. It’s still a tragic political problem. But as the Basque question was losing centrality, the Catalan question became more and more prominent.”

La traducción seria: “En estos últimos años, el conflicto en el País Vasco ha perdido parte de su centralidad, algo esencial para el régimen, a causa del alto el fuego y luego del abandono de la lucha por ETA, aunque todavía hay entre 400 y 500 presos encarcelados a cientos de millas de sus familias. Sigue siendo un problema político trágico. Pero a medida que la cuestión vasca ha ido perdiendo centralidad, la catalana se ha vuelto cada vez más prominente.

El contexto general de la frase indica que Pablo Iglesias calificó de “problema político trágico” el conjunto del conflicto, no la dispersión de presos. Y en una entrevista en TVE, el propio líder de Podemos ha defendido que esa era su intención y ha criticado que “Algunos quieren utilizar el dolor de las víctimas para ganar votos”. Sin embargo tanto el propio Iglesias en el programa de la TV pública española, como Iñigo Errejón han cuestionado la política penitenciaria de alejar a los presos de ETA, por considerar que “perjudica a las familias”.

Print Friendly, PDF & Email