La TV estadounidense y la agencia británica son algunos de los medios extranjeros que se han hecho eco de que el Juez ha ampliado la investigación por el descarrilamiento del Alvia imputando a altos funcionarios y presidentes de Adif.

La noticia en CNN

CNN resalta que cinco funcionarios y tres presidentes de Adif se enfrentan a cargos preliminares por fallos en la seguridad. La crónica de su corresponsal Al Goodman dice: “El juez que investiga el accidente de tren que mató a 79 personas en julio pasado ha ampliado los cargos preliminares para incluir a numerosos altos funcionarios de la empresa de infraestructuras ferroviarias estatal, Adif, por presunta negligencia. El Juez Luis Alaez Legeren escribió que cinco funcionarios de Adif a cargo de la vía y las señales de seguridad, junto con la actual y dos ex presidentes de Adif, se enfrentan a cargos preliminares porque no había ningún sistema de seguridad que habrían compensado cualquier error humano del conductor del tren.”

Reuters destaca que los jefes de la empresa pública ferroviaria tendrán que testificar. Asegura: “”El juez de instrucción del peor accidente ferroviario de España en las últimas décadas ha ordenado que el actual presidente de la ferroviaria estatal Adif y sus dos predecesores testifiquen en su investigación. El Juez Luis Alaez ya había puesto a los funcionarios de seguridad de Adif bajo investigación formal tras estrellarse un tren en las afueras de Santiago de Compostela, en julio, matando a 79 personas.

Mientras Alaez ha señalado a la velocidad como la causa principal del accidente, escribió en la orden judicial que los jefes de Adif y miembros del consejo deben probar que hicieron su trabajo para garantizar la seguridad en la línea de alta velocidad se inaugurada en diciembre de 2011.”

El Singapore Strait Times apunta que la investigación se vuelve contra altos ejecutivos. Explica: “El juez que investiga el accidente quiere interrogar a altos funcionarios de la compañía de la infraestructura ferroviaria del país por la seguridad de la vía. Ha pedido a la empresa, Adif, que identifique a los miembros de su junta desde diciembre de 2011, cuando la sección de la vía se abrió, al igual que los directivos responsables de la seguridad en el tramo cerca de Santiago de Compostela, donde se produjo el accidente. El auto dice que éstos, y potencialmente otros trabajadores de Adif, serán interrogados como sospechosos ya que el juez trata de determinar si la vía era segura.”