La subasta judicial de los principales activos del aeropuerto de Ciudad Real que tuvo lugar el pasado 17 de julio es noticia en medios de todo el planeta. Se destaca que la única puja recibida fue por 10.000 euros, una cantidad calificado de “irrisorio” o “paupérrimo”. Algunos matizan que la operación no está cerrada ya que podría haber más ofertas hasta septiembre. Pero se enfatiza especialmente que la infraestructura costó 1.100 millones de euros y está considerada uno de los “elefantes blancos” o símbolo de los excesos en los años de la burbuja inmobiliaria.

BBC señala que inversores extranjeros podrían quedarse con el aeropuerto por una cantidad 100.000 veces menor de lo que costó. Detalla cómo Tzaneen International ha sido el único en pujar en la subasta por el “aeropuerto abandonado” de Ciudad Real y ha ofrecido 10.000 euros. Apunta que otros compradores podrían hacer ofertas mayores y llegar al precio mínimo de 28 millones de euros fijados por la subastas. Pero si no es así, el grupo chico podría hacerse con el aeropuerto por una cantidad 100.000 veces menor que lo que costó construirlo.

New York Times habla de “paupérrima” puja por el costoso “aeropuerto fantasma” de Ciudad Real. Recuerda que España tiene varias grandes infraestructuras que costaron enormes cantidades de dinero y ahora están prácticamente inutilizadas, por lo que se han convertido en símbolos del despilfarro en los años del boom. Explica que en concreto el aeropuerto de Ciudad Real costó 1.100 millones de euros. Pero subraya  que en la subasta por quiebra de la infraestructura solo hubo una puja y fue por una cantidad paupérrima: 10.000 euros. Aunque añade que grupo Tzaneen autor de la oferta asegura que podría invertir hasta 100 millones de euros para convertir el aeropuerto en un hub de carga.

Le Monde explica que la “irrisoria” oferta es por uno de los símbolos de la burbuja inmobiliaria y el rescate. En la crónica de su corresponsal Sandrine Morel se recuerda que el de Ciudad Real fue el primer aeropuerto privado de España y está considerado como uno de los símbolos de la burbuja y los proyectos faraónicos de los años 2000. Explica que se declaró en quiebra en 2010 y apunta que fue en parte responsable del rescate bancario que tuvo que pedir España porque Caja Castilla-La Mancha, una de las entidades quebradas y que tuvo que ser nacionalizada, había invertido 300 millones de euros en la infraestructura.

La subasta del aeropuerto de Ciudad Real también es analizada en Washington Post, Suddeutsche Zeitung, ABC News, The Independent, TF1, Die Welt, Economic Times, Euronews, La Tribune, etc.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio mencionado.

Print Friendly, PDF & Email