La decisión de la justicia italiana de retener el barco de la ONG española que rescata inmigrantes en el Mediterráneo e investigar a su tripulación por “asociación para delinquir” ha llamado la atención en todo el globo y es destacada por numerosas cabeceras de prensa internacional. Se resalta que el embargo se ha producido por la decisión de Proactiva Open Arms de no entregar a los refugiados rescatados a los guardacostas libios, cumpliendo un acuerdo firmado para ello recientemente por Italia y Libia. Pero sobre todo se señala que el incidente evidencia las tensiones que existen sobre este acuerdo, así como la “creciente intolerancia” italiana hacia los inmigrantes. Varios medios de hecho subrayan la cercanía de este caso con las elecciones del 4 de marzo, en las que la inmigración fue un “asunto clave”. La prensa italiana por su parte también resalta el embargo del barco español, explicando que la justicia le acusa de hacer caso omiso deliberadamente del acuerdo italo-libio para llevar a los inmigrantes a suelo italiano.

Wall Street Journal destaca que Italia incauta una nave española de ayuda por una disputa sobre inmigrantes. La información del diario de EEUU es de Giovanni Legorano y detalla que la tripulación del Proactiva Open Arms rechazó entregar unos inmigrantes rescatados a guardacostas libios por lo que la embarcación fue incautada por el procurador de Catania. Apunta que este incidente refleja la creciente tensión por el acuerdo que firmó Italia con Libia el año pasado para controlar el flujo de refugiados y que obliga a la entrega de los rescatados. Cita a la ONG española que ha argumentado que se negó a ello a causa de su preocupación por las condiciones en que Libia retiene a estos inmigrantes. Y resalta que este incidente tiene lugar días después del buen resultado de partidos populistas en las elecciones italianas que refleja la desafección de los votantes hacia la forma en que los políticos gestionan la economía y la amplia llegada de inmigrantes.

The Times apunta que el secuestro del barco de Open Arms es una señal de la creciente intolerancia de Italia hacia la inmigración. El artículo del rotativo británico lo firman Graham Keeley desde España y Tom Kington desde Roma y se hace eco de la incautación de la nave de la ONG española tras rescatar a 218 personas del Mediterráneo para ser investigada por “ayudar a la inmigración ilegal”. Y considera que esta decisión de las autoridades italianas es una señal de la creciente intolerancia en el país hacia los inmigrantes.

The Telegraph afirma que Italia “embarga por primera vez” un barco español tras adoptar una “agresiva política” para intentar que Libia bloquee la llegada de inmigrantes. El periódico británico se hace eco del embargo por parte de Italia de la nave de rescata de Proactiva Open Arms por negarse a entregar a refugiados rescatados a los guardacostas libios y destaca que se cree que es el “primer caso de este tipo que se da”. Recuerda que Italia ha llevado cabo una “agresiva política” para alentar a Libia a que bloquee la llegada de botes de inmigrantes y los devuelva a sus costas. Añade que en los últimos 4 años, unos 600.000 refugiados han llegado a Italia, convirtiendo la inmigración un asunto clave en las últimas elecciones generales del 4 de marzo.

L´Express subraya que la justicia italiana secuestra la nave de una ONG española y que de los diez barcos que rescataban inmigrantes hace un año, solo quedan dos.  La publicación francesa se hace eco de la inmovilización del barco de Proactiva Open Arms por sospecha de “asociación con malhechores” y apunta que “abre una nueva brecha” en las operaciones de socorro a inmigrantes a lo largo de Libia. Apunta que la ONG española ha rescatada más de 5.000 personas desde el año pasado pero ahora está bloqueada en le puerto de Pozzallo, en Sicilia. Y recuerda que hace un año había una decena de barcos de ONGs patrullando a lo largo de Libia efectuando rescates de refugiados, pero ahora solo quedan dos, al suspender sus operaciones muchos grupos por “las amenazas libias, la reducción del flujo… o la incautación de sus barcos”.

Corriere della Sera dice que el embargo se produce porque el barco de la ONG española desobedece órdenes. La crónica del diario italiano es de Fiorenza Sarzanini y detalla cómo la decisión de la fiscalía de Catania acusa a la ONG española de “asociación para delinquir” por no cumplir con los requisitos impuestos para el rescate en aguas libias por la Guardia Costera italiana y por la firma del código para ONGs, que la propia Open Arms firmó. Y señala que la nave tras rescatar a 218 inmigrantes y dictaminar el médico que había que desembarcar a a un bebé de 3 meses y a su madre, recibió autorización para atracar en Malta, el puerto más cercano, pero “desobedeció” y continuó hasta Italia “porque ese era su único propósito”, según el juez.

La Stampa habla de “pulso de hierro” de la ONG con los libios y recoge que acusa la justicia italiana de instaurar el “delito de solidaridad”.  El artículo es de Fabio Albanese y recoge la acusación de la Fiscalía de Catania a Proactiva Open Arms de “promover la inmigración ilegal” y de tener la voluntad de llevar a los inmigrantes a Italia “violando las leyes y acuerdos internacionales al no entregarlos a los libios”. Apunta que la ONG española funciona haciendo caso omiso de las disposiciones de entrega de refugiados a Libia y cambia la estructura de procedimientos de rescate. Pero destaca asimismo el comentario del abogado de Proactiva Open Arms asegurando que la Justicia italiana parece haber “establecido el delito de solidaridad”.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido. 

Print Friendly, PDF & Email