La imagen exterior de la justicia española se está viendo afectada por la repercusión en medios de Reino Unido e incluso India de la denuncia de la Asociación Clara Campoamor que acusa a una magistrada vasca de “humillar” a una presunta víctima de violación. Se destaca que durante el juicio, la jueza habría preguntado a la mujer sí “cerró adecuadamente sus piernas y órganos femeninos”. También se hacen eco de la campaña para pedir la suspensión de la jueza.

The Telegraph destaca que una jueza española pregunta a una víctima de violación si cerró bien las piernas. La crónica es de James Badcock y destaca la denuncia contra la jueza María del Carmen Molina por parte de la asociación de los derechos de la mujer, Clara Campoamor, por haber humillado a una presunta víctima de violación al preguntarle durante su testimonio en el juicio si había intentado “cerrar las piernas y sus órganos femeninos”. Recoge que la Asociación ha pedido al Consejo General del Poder Judicial que suspenda a la jueza por haber demostrado una “completa falta de rigor profesional y ética en el trato hacia la víctima” con su agresivo interrogatorio.

The Independent se hace eco de la campaña para suspender a la jueza por interrogatorio ofensivo. El texto de Jess Staufenberg resalta que una víctima de violación en España fue preguntada en el juicio si había cerrado las piernas, provocando una respuesta de la Asociación Clara Campoamor pidiendo su suspensión por tener “claros prejuicios e incredulidad hacia la víctima”. Añade que el incidente tuvo lugar en juzgado especial que aborda casos de violencia contra la mujer, ya que la víctima acusaba a su marido de haber abusado de ella repetidamente tanto sexual como físicamente. Recuerda que España tiene una de las menores tasas de asalto a mujeres de Europa, aunque una de cada cinco mujeres cree que ha sido víctima en alguna ocasión

The Times of India e India.com hablan de que una juez “atormentó” a una víctima de violación en España. Apuntan que horas después de celebrarse el Día Internacional de la Mujer, se ha conocido un “vergonzoso incidente” en España en el que una magistrada sometió a una presunta víctima de violación a un “opresivo” interrogatorio cruzado al plantearle si “había cerrado bien las piernas”.

Advertencia: Por respeto a la ley L.P.I. española, radiocable.com ni reproduce textualmente ni publica links a los textos externos que han llamado la atención de nuestro equipo. Si desea conocer la literalidad del artículo acuda directamente al medio referido.

Print Friendly, PDF & Email
1 replica a este post
  1. No me sorprende. A mi hermana cuando un desgraciado la acosó en un ascensor y intentó propasarse con ella, la fiscal le preguntó que si de verdad quería denunciar, porque total era la primera vez y a él le iba a destrozar la vida, como si el mal nacido no mereciera enfrentarse a las consecuencias de sus actos. Como si el trauma que sufrió a raíz de ello no fuera tan importante. ¿Qué mensaje se le lanza así? Si no se le pide que rinda cuentas, ¿qué le parará la próxima vez? Tolerancia cero parece solo un eslogan en este país. Es una vergüenza. Cuando quisimos poner una queja contra la fiscal, nos dijeron que era inútil. Así va el país.