Tres diarios de Marruecos destacan en sus balances de 2012 la ausencia de incidentes y la buena salud de las relaciones de su país con España. Advierten que la crisis ha podido “ayudar” a esta calma bilateral, pero señalan que España es ahora el primer socio comercial de Marruecos y ha habido avances en el contencioso del Sahara.

Periodicos marroquíes
(Foto: Flickr/Erik van der Zwet Slotenmaker)

Al Alam resalta que las relaciones entre Rabat y Madrid tienen un nivel excelente. Su artículo señala: “El Ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, ha insistido en que las relaciones entre su país y Marruecos son excelentes en todos los niveles?económico, político, de seguridad? admitiendo que Marruecos es socio, aliado y amigo sobre todo en materia de inmigración. Desde el acceso del nuevo Gobierno al poder, la diplomacia española ha actuado para reforzar estas relaciones y para conducirlas hacia un mayor progreso y consolidación.

Durante este año, las relaciones entre ambos países han registrado un gran avance sobre todo a nivel económico puesto que España ha pasado a ser el primer socio comercial de Marruecos?A nivel político y sobre todo en relación al asunto del Sáhara, la diplomacia española ha empezado a reconocer los esfuerzos y grandes inversiones desplegados por Marruecos en las provincias del Sur que han llevado a un cambio socio-económico a favor de sus habitantes.”

Al Bayanne señala que el balance de 2012 es de optimismo, aunque cree que aun hay desconfianza. El texto de Mohamed Boundi dice: “Tanto en la capital española como en la marroquí, los círculos políticos y económicos oficiales, han celebrado con optimismo el balance del 2012. Los medios marroquíes han comentado con gran entusiasmo la activación de las relaciones entre los dos gobiernos, dirigidos ambos por partidos conservadores. Del lado español han dedicado poco espacio a este acercamiento. En cualquier caso, lo que merece en verdad una mención especial es la ausencia de incidentes mayores entre Rabat y Madrid durante los doce últimos meses.

Es sorprendente para cualquier observador que los dos gobiernos hayan sido capaces de enterrar (o desactivar) ciertos contenciosos que regresan permanentemente a la agenda diplomática. El cambio de gobierno en el poder puede ser visto como un indicador favorable a la calma, pero como Al Bayanne ha analizado a lo largo del año anterior, todavía hay diferencias residuales que afectan a las relaciones bilaterales incluyendo la falta de confianza mutua entre los dos países.”

Akhbar Al Yaoum destaca cómo en busca de soluciones para su crisis, España se ha convertido en el primer socio comercial de Marruecos. El editorial de Taoufiq Bouachrine asegura: “En el norte, nuestra vecina, España, está enferma. La crisis económica que la golpea desde hace cuatro años la ha dejado sin fuerzas; el PP ya no “molesta” a Marruecos en relación al tema del Sáhara ni a los temas de vecindad. Al contrario, el Gobierno de Rajoy busca la solución a parte de sus problemas a través de la inversión en Marruecos, hasta el extremo de haberse convertido en el primer socio comercial de Marruecos desplazando a Francia. Pero esta una cara de la moneda; la otra es que España ya no necesita a nuestros emigrantes que han tenido que abandonar por miles la Península?

Esta situación continuará durante este año, y puede que se agrave más con el crecimiento del paro en España que pretende sustituir a los obreros pobres que trabajan en sus campos y en sus obras, por marroquíes adinerados, atrayéndoles vía la otorgación de documentos de residencia si compran viviendas que superen los 160 mil euros?”